Tu noticia es la noticia

OPINIÓN / Los intereses de las operadoras y gigantes como Google pueden dinamitar el ‘status quo’ actual de Internet, expulsando de la Red la voluntad de sus usuarios

Aprende qué es la neutralidad de la Red, por qué es tan importante para tí y cómo puedes defenderla

Periodista ciudadano autor: Pau Llop

Los ISP o operadoras tiran de la misma cuerda y en dirección contraria a todos los demás

Los ISP o operadoras tiran de la misma cuerda y en dirección contraria a todos los demás

La neutralidad de la Red está en peligro. Asistimos, tranquilamente, al secuestro de la tantas veces anunciada Sociedad del Conocimiento. Si los intereses del lobby de las ‘telecos’ acaban imponiéndose, la sociedad civil se verá expulsada de uno de los mejores inventos de la humanidad, que hasta hoy -además- había crecido con el alimento y el cuidado colectivo.

Para acceder a Internet basta con pagar a una operadora o ISP para que nos de acceso. Pero sólo eso. La Red no le pertenece. ¿Es Barcelona propiedad de la concesionaria de la autopista por la que llegas a la ciudad? Ya llevaba un tiempo calentándose, pero desde el acuerdo de Google con Verizonlos nuevos avisos de Telefónica, el debate hierve e inicia su punto de no retorno hacia dos posibles finales: uno donde se regule por ley la neutralidad de la Red u otro donde seamos expulsados para siempre de este invento que entre todos amamantamos.

Si los intereses de las ‘telecos’ acaban imponiéndose, la sociedad civil se verá expulsada de Internet, que hasta hoy había crecido con el alimento y el cuidado colectivo

Desde su nacimiento, y sobre todo desde su bautizo con la World Wide Web a principios de los años 90, Internet se ha gestionado de forma deliciosamente anárquica. Para los asustados: ¿acaso no han sido buenos los frutos? Mandamos correos instantáneos sin sello, consultamos información al minuto con el móvil y sin talar árboles, reservamos viajes y compramos cosas, leemos libros antiguos o descatalogados y encontramos chismes imposibles, nos ilustramos con el océano de conocimiento colaborativo de la Wikipedia o nos instruimos con la universidad online. Hasta tenemos tiempo de acceder a Tuenti para ver qué hacen nuestros amigos.

Precisamente Tuenti podría no haberse desarrollado en una Red no neutral. Imaginemos que la operadora Movistrella, a quien pagas cada mes por acceder a Internet, tiene su propia red social, Kataka. Si quieres entrar a actualizar tu perfil en Kataka, Moviestrella te pone una autovía de 10 carriles. Si, por el contrario, decides ir a ver esa nueva red social que están desarrollando un grupito de jóvenes con muchos menos recursos pero inteligentes, emprendedores y con mucho talento, mucho más que todos los ejecutivos de Movistrella, ésta te pondrá una carretera comarcal plagada de lentos tractores y baches.

Por favor, dedícale dos minutos a este vídeo para verlo un poco más gráficamente:
¿Qué es la neutralidad de la Red?

Las marcas y servicios que vemos en el vídeo las conocemos y usamos millones de personas en el mundo. Pero hubo un día en que tan sólo eran sueños de un grupito de emprendedores con talento y con pocos recursos. Las pocas barreras del Internet neutral les permitieron desarrollar sus proyectos, obtener inversión (¿quién invertiría en proyectos ajenos a los intereses de las operadoras en una red no neutral?) y crear grandes empresas que emplean a decenas de miles de personas cualificadas y expanden la innovación y la creatividad.

En una Red no neutral como la que proponen las operadoras, son ellas quienes deciden qué contenidos y qué servicios podemos o no consumir. Se acabó compartir, crear, colaborar

El debate, reimpulsado por Telefónica de nuevo, se centra ahora en las tarifas: “que pague más quien más consuma”. Proponen acabar con la tarifa plana con la absurda excusa de que hay gente que “usa mucho la red” y otros “que sólo miran el correo”. Es el primer paso. Si aceptamos eso con el pensamiento de “total, yo no me descargo películas”, la Red habrá dejado de ser neutral en su primer grado y pronto vendrá el control sobre la Red en sí misma en beneficio del negocio de las operadoras y sus accionistas.

En una Internet no neutral, Google podría no existir, y quizá nos tendríamos que haber conformado con Olé-Terra o Altavista. No hablemos de Gmail, de Facebook, de Twitter. En una Red no neutral como la que proponen las operadoras, son ellas quienes deciden qué contenidos y qué servicios podemos o no consumir (sólo consumir: se acabó compartir, crear, colaborar).

Muy difícil lo tendrían, por ejemplo, los medios de comunicación independientes, no digamos ya los que fueran sin ánimo de lucro, como Periodismohumano.com o este mismo Bottup. ¿Con qué dinero íbamos a pagar el peaje de las operadoras? Quizá grandes grupos como Prisa, Vocento o Unidad Editorial sí pudieran. Desde luego, no existiríaWikileaks, y volveríamos a la estricta verticalidad de los medios de comunicación de masas del siglo XX, aunque en un medio más ubícuo, perfecto para trasladar mensajes impolutos, libres del manoseo de la plebe.

La Internet neutral ha sido hasta hoy una herramienta que nos ha permitido hacer muchas cosas: desde reinventar el periodismo hasta revolucionar el comercio, desde permitir reecontrar viejos conocidos en Facebook a enterarnos de secretos y mentiras con que los Estados contaminaron a la opinión pública. Internet nos permite encontrar sinergias y colaborar para ser la sociedad que queremos ser, pasando -por fin- por encima de patrones impuestos por cualquier poder establecido. Nos organizamos bien en Internet, nos sentimos cómodos. Y libres.

El fin de la neutralidad de la Red supondría dejar a un lado el camino hacia esa Sociedad del Conocimiento cuya industria pareja, según nuestros gobernantes, tenía que ser la sustituta del ladrillo tras la crisis

En una Internet sin neutralidad, nos tendríamos que conformar con lo que ya hay o lo que las ‘privilegiadas’ mentes creadoras del ‘Kataka’ tuvieran a bien inventar. Se acabaría paulatinamente con el emprendimiento y la innovación: ¿quién podría lanzarse a ello? ¿Quién pondría dinero en un proyecto incipiente, que aún no contara con el beneplácito de la operadora o que, peor aún, viniera a mejorar con creces un producto o servicio de esa propia operadora? El fin de la neutralidad de la Red supondría un cambio de rumbo en nuestra historia, dejando a un lado el camino hacia esa Sociedad del Conocimiento cuya industria pareja, según nuestros gobernantes, tenía que ser la sustituta del ladrillo tras la crisis.

Por otro lado, ¿alguien cree en la buena voluntad de Telefónica (oigan a su presidente, por favor)? ¿Alguien en la de ese gigante cuya piel de cordero rompe sus costuras, Google? ¿En serio queda alguien que confíe en que losgobernantes, al menos los nacionales, vayan a hacer como sus homólogos chilenos y aprueben una ley que regule para siempre la neutralidad de la Red?

Señores, vamos a estar solos en esta batalla. Solos, pero somos muchos, muchos más que ellos. Hoy, se acerca, está llegando, el momento de usar esa herramienta para algo más que todo lo anterior: para salvarla. Tenemos en nuestras manos el instrumento más sofisticado y -a la vez- más sencillo y eficaz de toda nuestra historia evolutiva. Y aún nos pertenece. Que no llegue el aciago día en que tengamos que explicarle a nuestros hijos cómo fue que nos lo dejamos arrebatar.

¿Qué puedo hacer yo?

  • Si tienes un blog o algún otro espacio de publicación, infórmate y escribe sobre la importancia de la neutralidad de la Red
  • Si usas Facebook, Tuenti, Twitter, etc., escribe mensajes a favor de la neutralidad de la Red y pasa enlaces a documentos, vídeos o noticias que expliquen la importancia de su defensa. Si te llegan mensajes de este tipo a tí, compártelos con tus amigos en estas redes.
  • Cuando oigas en el telediario o en la radio algo sobre el tema, coméntalo con tus acompañantes y explícales qué es y por qué es tan importante la neutralidad de la Red. Hazlo en cualquier conversación en la que creas que encaja el tema, no te limites al ámbito digital.
  • La Comisión Europea para la Sociedad de la Información está realizando una consulta pública para obtener el punto de vista de todos los actores, incluídos los ciudadanos, sobre la neutralidad de la Red, a fin de cimentar un debate institucional posterior en el seno de la UE. Puedes descargarte el cuestionario y responderlo de forma favorable para la neutralidad de la Red y enviarlo antes del 30 de septiembre. Reenvíalo también a tus contactos.
  • Si eres un concejal de ayuntamiento, propón que el municipio declare su apoyo a la regulación por ley de la Neutralidad de la Red y el acceso abierto a la misma como un derecho universal de cualquier ciudadano.
  • Si eres un diputado autonómico, propón una propuesta de ley autonómica en el mismo sentido.
  • Si eres un diputado nacional, no estaría mal que vieras cómo lo hicieron en Chile y prepararas una propuesta de ley en el mismo sentido para que la ciudadanía volviera a tener esperanza de que estáis ahí por y para nosotros.

Artículo original en Bottup: ¿Por qué necesitas la neutralidad de la Red?

(8) Comentarios

  1. [...] se está escribiendo al respecto. Por ejemplo, Pau Llop de Bottup.com publica un artículo titulado Neutralidad en Internet: ¿nos la dejaremos arrebatar? donde manifiesta que: El debate, reimpulsado por Telefónica de nuevo, se centra ahora en las [...]

  2. [...] it is being written about the most. For example, Pau Llop of Bottup.com published an article titled Neutrality on the Internet: Will we let them take it away? [sp] where he says: The debate, reinvigorated by Telefónica again, now focuses on rates: [...]

  3. [...] La neutralidad de la Red [...]

  4. Terrible articulo, terrible. Mas no es de extrañar que la entrada a la colaboracion de blogs, y webs como la vuestra y otras ongs y orgs, les resulten tremendamente molestos a los poderosos, mas, cuando hay respuesta civica que se abre espacio para respirar en esta axfisiante dictadura economica… No lo quiero ni pensar.

  5. [...] Si eres un diputado nacional, no estaría mal que vieras cómo lo hicieron en Chile y prepararas una propuesta de ley en el mismo sentido para que la ciudadanía volviera a tener esperanza de que estáis ahí por y para nosotros. Fuente: http://bottup.periodismohumano.com/2010/09/07/neutralidad-en-internet-%C2%BFnos-la-dejaremos-arrebat… [...]

  6. [...] Ohatra, Pau Llop ao amin'ny  Bottup.com dia namoaka lahatsoratra mitondra ny lohateny hoe Tsy fiandaniana ao amin'ny Aterineto: Hamela azy ireo hanala izany ve isika? [sp] izay nilazany fa: Ny adihevitra, nofohazin'ny Telefónica indray, dia mifantoka [...]

  7. [...] La Red es un entorno de creación de contenidos, participación, comunicación, intercambio de puntos de vista, interacción, desarrollo y promoción… La Neutralidad de la Red es un principio básico por el que todo paquete de datos debería tener el mismo tratamiento independientemente de los contenidos.  Por eso, la Neutralidad es “uno de los principios básicos sobre los que ha sido construido Internet”, tal y como afirma Pedro Martínez, fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en una Tribuna y sobre eso, se ha construido todo lo que hay en la actualidad. Si no fuera por la Neutralidad algunos proyectos como Periodismo Humano o Tuenti no existirían. [...]

  8. [...] que alinearnos con el progreso y ser valientes. Neutralidad en Internet Cuando los poderes públicos miraban a Obama, me creía que era en serio. Este señor [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa