Tu noticia es la noticia

CRÓNICA / El día que conocí al maestro Galeano nos habló de injusticia, hambre y terrorismoEduardo Galeano presentó en Granada su último libro, ‘Los hijos de los días’

Periodista ciudadano autor: Omar Havana Editado por: Redacción Bottup


Más de cien personas quedan despojadas del sueño de escuchar a Galeano / Foto: Omar Havana. All rights reserved

Más de cien personas quedan despojadas del sueño de escuchar a Galeano / Foto: Omar Havana. All rights reserved

Quince años esperando poder conocer a la persona, a ese maestro que ha inspirado y descrito tantos momentos de mi vida. El escritor del sarcasmo, el poeta de los otros, el sabio de la ironía. Las palabras de don Eduardo Galeano son ese espejo de realidad cruel en el cual muchos nos hemos mirado alguna vez y, como salido de la nada, pausado como su voz, aparece por ese largo pasillo mientras cientos de personas han quedado despojadas del sueño de ser atravesados por esos dardos de realidad en una sociedad necesitada de voces como la suya.

Dentro de su sempiterna camisa azul se adivina un corazón envejecido de experiencia, una mirada, un apretón de manos y esas palabras que llevo quince años esperando decir por fin salen de mi garganta: “Es un placer conocerle, don Eduardo”, “El placer es mío, de tenerles a todos ustedes aquí”, responde.

“Las grandes empresas de los Estados Unidos tienen derechos humanos por decisión de la Suprema Corte de Justicia desde 1886, o sea, que si la naturaleza fuera banco… ya la habrían salvado”

Con este uruguayo de pura cepa todo transcurre a cámara lenta, tan lenta que embelesa. Solo hay tiempo para un par de respuestas a las que acompaña con su inteligente sonrisa de genio picarón. A pocos metros de donde estamos, casi quinientas personas aguardan con nerviosismo su llegada, “es hora de irme, ya no puedo hacerles esperar más”, afirma.

Pocas veces he visto un aforo puesto en pie rompiéndose las manos en aplausos antes de que se haya pronunciado ninguna palabra, sin duda es la mayor prueba de que el conferenciante de hoy es uno de los seres vivos más admirado de este planeta. El maestro se acomoda en el púlpito reservado a las grandes figuras, eclipsando por completo a la persona que lo presenta a la multitud, actuación innecesaria de esos que necesitan estar siempre al lado de un grande para tener su minuto de fama. Sus primeras palabras son de solidaridad, de respeto, de igualdad, “siento en el alma que se hayan quedado cientos de personas fuera, son cosas que pasan, a veces no hay más remedio, y ojalá de alguna forma les llegué el eco de esta voz, leyendo alguna página de un libro nuevo llamado ‘Los hijos de los días’”.

El maestro, don Eduardo Galeano / Foto: Omar Havana. All Rights reserved

El maestro, don Eduardo Galeano / Foto: Omar Havana. All Rights reserved

“En 1492 los nativos descubrieron que eran indios; que vivían en Latinoamérica; que estaban desnudos; que existía el pecado; que debían obediencia a un rey de otro mundo y a un Dios de otro siglo”

‘Los hijos de los días’ es un título con un porqué, así lo dijo. Una frase que escuchó en una comunidad maya de Guatemala, “la única cultura de las Américas en la que el tiempo funde al espacio”, en la que se afirma que son los días los que se echaron a caminar y ellos nos hicieron a nosotros, y que son de ellos, los días, de los que nace cada historia, “porque nosotros, digan lo que digan, estamos hechos de historias, y mis historias cada día son más cortas”. Y sin elevar el tono, con una cadencia en la voz suave, tranquila, pero preñada de sensatez y cordura el maestro comienza a narrar alguna de esas historias en la que disecciona la realidad social actual en un viaje diacrónico a través de los 365 días del año.

“En 1887 nació, en Salta, el hombre que fue Salta: Juan Carlos Dávalos, fundador de una dinastía de músicos y poetas. Según dicen los decires, él fue el primer tripulante de un Ford T, el Ford a bigote, en aquellas comarcas del norte argentino. Por los caminos venía su Ford T, roncando y humeando. Lento, venía. Las tortugas se sentaban a esperarlo. Algún vecino se acercó. Preocupado saludó, comentó: Pero don Dávalos… A este paso, no va a llegar nunca. Y él aclaró: Yo no viajo por llegar. Viajo por irW.

Transcurren los segundos, segundos que su pausada voz convierte en milenios. Pasan los minutos, que se detenga el tiempo. El maestro continúa su viaje por ese universo de días que son sus historias, mientras, sus palabras provocan las primeras lágrimas de realidad en aquellos que lo escuchan. “La realidad pinta naturalezas muertas, las catástrofes se llaman, naturales. Como si la naturaleza fuera el verdugo y no la víctima, mientras el clima se vuelve loco de remate, y nosotros también. Hoy es el Día del Medio Ambiente, hoy junio 5, un buen día para celebrar la nueva constitución de Ecuador, que en el año 2008, por primera vez en la historia del mundo, reconoció a la naturaleza como sujeto de derecho. Suena raro esto de que la naturaleza tenga derechos, como si fuera persona, en cambio, suena de lo más normal, que las grandes empresas de los Estados Unidos, tengan derechos humanos, y los tienen, tienen derechos humanos, por decisión de la Suprema Corte de Justicia desde 1886, o sea, que si la naturaleza fuera banco… ya la habrían salvado”.

“Se busca a los secuestrados de países, a los estranguladores de salarios y a los exterminadores de empleo, a los violadores de la tierra, a los envenenadores del agua y a los ladrones del aire, a los traficantes del miedo”

Una lectura pausada, rítmica, envuelve a los asistentes en un silencio de expectativas, de la espera por escuchar a un escritor, a una persona, contando una historia. “En 1492 los nativos descubrieron que eran indios; descubrieron que vivían en Latinoamérica; descubrieron que estaban desnudos; descubrieron que existía el pecado; descubrieron que debían obediencia a un rey y a una reina de otro mundo y a un Dios de otro siglo; y que ese Dios había inventado la culpa y el vestido, y había mandado que fuera quemado vivo quien adorara al sol y a la luna y a la tierra y a la lluvia que la moja”.

Historias cortas y dardos envenenados lanzados a una sociedad que según el propio Galeano dentro de unos años estará llena de viejos con el pene duro y viejas con enormes tetas, aunque nadie recordará para qué se usan. El maestro continua su narrativa invadido por cientos de miradas desnudas ante este icono de la verdad, esporádicamente las manos explotan en aplausos llenos de admiración, mientras pocas son las caras que aún no han sido bañadas por las lágrimas del corazón.

Don Eduardo Galeano firma un ejemplar de su último libro 'Los hijos de los días' / Foto: Omar Havana. All rights reserved

Don Eduardo Galeano firma un ejemplar de su último libro 'Los hijos de los días' / Foto: Omar Havana. All rights reserved

“A propósito de la guerra contra el terrorismo, parece que estamos todo el tiempo en guerra contra el terrorismo, y uno se pregunta quiénes son, cómo son los terroristas. Bueno, pues en julio primero del año 2008 hubo un terrorista menos. Porque en ese día, de ese año, el Gobierno de los Estados Unidos decidió borrar a Nelson Mandela de la lista de terroristas peligrosos contra la seguridad nacional de los Estados Unidos. Durante sesenta años, el africano más prestigioso de todos había integrado ese tenebroso catálogo. Y a mí me parece que muy serio no es, porque si este es el arquetipo del terrorista… yo no quiero burlarme ni mucho menos, porque si lo dicen quienes lo dicen, bueno… yo creo que sería más serio celebrar el día contra el terrorismo, ese 11 de Septiembre, pegando carteles por todos los rincones del mundo donde se diga, se busca a los secuestrados de países, a los estranguladores de salarios y a los exterminadores de empleo, se busca a los violadores de la tierra, a los envenenadores del agua y a los ladrones del aire, se busca a los traficantes del miedo”.

Prosiguen las palabras, continúan las historias, el maestro no se olvida del pueblo saharaui, de las comunidades marginadas, mientras su mensaje se afila aún más, apuntando a esas otras esferas que controlan el mundo, mientras, invita con profunda tristeza a los aquí presentes a que “adoptemos a un banquerito”. Galeano afirma que cada día está más en contra de la inflación palabraria, por eso sus historias se han convertido en ediciones corregidas y disminuidas. Bajo su peculiar microscopio de análisis realista, Galeano no deja indiferente a los cientos de personas que escuchan atentamente, los ojos húmedos de culpabilidad inocente son la prueba palpable de esta sociedad indigesta de grandes hermanos donde millones de personas siguen soñando en convertirse en la princesa del pueblo.

“De los pobres lo sabemos todo, solo nos falta saber por qué los pobres son pobres. Será porque su desnudez nos viste, y su hambre nos da de comer”

El final está cerca, pero el maestro de la pausa, el genio de ingenio, el mago de la palabra guarda ese último as en la manga, esa historia que perforará la mente de los que han confundido el estado de bienestar con ese trasto loco último modelo donde las imágenes son manipuladas a por ‘los miedos de comunicación’ a golpe de publicidad y patrañas. Escuchar a Galeano es esa ducha diaria que todos deberíamos disfrutar para purificar el alma corrompida de dinero, donde el camino más corto para llegar al éxito casi siempre es la mentira. El final ha llegado, sesenta minutos que parecen dos años, mientras el maestro se alza, se despide de la Alhambra aplaudiendo a aquellos que hoy han tenido el privilegio de mirar a los ojos a uno de los pocos genios que en estos tiempos impuros de creatividad son tan necesarios y escasos.

“En este mundo al revés, estamos en guerra contra los pobres y no contra la pobreza. Octubre 17 Guerras Calladas, hoy es el día contra la pobreza. La pobreza no estalla como las bombas ni suena como los tiros. De los pobres sabemos todos, en qué no trabajan, qué no comen, cuánto no pesan, cuánto no miden, qué no tienen, qué no piensan, qué no votan, en qué no creen, solo nos falta saber por qué los pobres son pobres. Será porque su desnudez nos viste, y su hambre nos da de comer”.

Enlaces Relacionados:

Fotogalería de Don Eduardo Galeano, por Omar Havana

Los hijos de los días, por Eduardo Galeano

Artículo original en Bottup: Estamos en guerra contra los pobres, no contra la pobreza


ENTREVISTA / Álex David Sánchez es un activista LGTB hondureño acogido en España desde julio con el programa de protección de defensores de derechos humanos de Amnistía Internacional España
En el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia cuenta la penosa situación del colectivo en numerosos países

Periodista ciudadano autor: Andrés Huergo Editado por: Redacción Bottup


Alex David Sánchez

Alex David Sánchez

El día 17 de mayo de 1990 la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) suprimió la homosexualidad de la lista de las enfermedades mentales. Como conmemoración anual de este hito histórico que acababa con más de un siglo de homofobia médica y discriminación sistemática, el 17 de Mayo fue declarado como Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Sin embargo, la realidad para muchos homosexuales y transexuales no ha cambiado mucho desde entonces. En multitud de lugares del planeta no se respetan los derechos de estas personas. Se les niega el disfrute del derecho a la vida, a la libertad y a la integridad física. Se les despoja de otros derechos fundamentales como la libertad de asociación, la libertad de expresión, el derecho a la vida privada, al trabajo, a la educación y a la atención médica.

En Irán, Arabia Saudí, Mauritania, Somalia, Sudán, Pakistán, Yemen y Nigeria la homosexualidad se castiga con la muerte. En otros 70 países se pena con cárcel, multas o castigos físicos

Las sanciones que se imponen por motivos de orientación o identidad sexual son muy variadas. Irán, Arabia Saudí, Mauritania, Somalia, Sudán, Pakistán, Yemen y los estados del norte de Nigeria castigan la homosexualidad con la muerte. En más de 70 países existen leyes que prohíben explícitamente las prácticas sexuales consensuales entre miembros del mismo sexo, con penas como la cárcel, multas o todo tipo de castigos físicos.

En otros lugares la homosexualidad no está penada legalmente, pero gobernantes, políticos, religiosos y medios de comunicación alientan la violencia contra los homosexuales con su discurso homófobo, fomentando un clima de intolerancia y discriminación.

En el marco de actividades que Amnistía Internacional Asturias y XEGA tienen previstas para celebrar el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, hemos tenido la oportunidad de hablar con el activista hondureño, defensor de derechos humanos, Alex David Sánchez, quien impartirá una conferencia el día 17 de Mayo a las 20:00 h en el local de XEGA (Oviedo), sobre la situación del colectivo LGTB en su país natal, Honduras.

Andrés Huergo. Alex, fuiste agredido y amenazado de muerte en varias ocasiones, simplemente por ser homosexual y defender los derechos de los LGTB, pero no cejaste en tu empeño de denunciar la injusticia. ¿Qué te llevó a seguir adelante a pesar del miedo?

Alex David Sánchez. Sí, he sido víctima de agresión y amenazas en varias ocasiones en Honduras y lo que me motivaba para seguir trabajando por la defensa de nuestros derechos era el apoyo que recibía de mis amistades y compañeros, los cuales en ningún momento me dejaron solo.

“He sido víctima de agresión y amenazas en varias ocasiones en Honduras y lo que me motivaba para seguir trabajando por la defensa de nuestros derechos era el apoyo que recibía”

A.H. Fuiste presidente de una asociación gay de tu país, el ‘Colectivo Violeta’, y también ejerciste la presidencia de la IDSDH (Iniciativa desde la diversidad sexual por los derechos humanos en Honduras). ¿Qué tipo de actividades en defensa de los derechos humanos llevabas a cabo?

A.D.S. En el Colectivo Violeta me caracterizaron como una persona muy activa en la promoción y defensa de los DD.HH., he sido un líder reconocido, voluntario y muy entusiasta en el tema de la incidencia política; por esa razón logré representar a la comunidad LGTB como portavoz y presidente.

A.H.Legalmente la homosexualidad no está castigada en Honduras. Sin embargo, en la práctica, existe un gran rechazo hacia la misma por parte de un amplio sector de la población. ¿Cuál crees que son los motivos por los que el colectivo LGTB sigue sufriendo tanta violencia y discriminación?

A.D.S. Desde la época de los años 80 el colectivo LGTB está siendo estigmatizado por la sociedad civil, política y religiosa. Tenemos patrones de conducta muy machistas, los cuales nos han marcado a lo largo de nuestra lucha.

A.H. ¿Cómo cambió la situación a raíz del golpe de Estado?

A.D.S. Como comunidad LGTB venimos marchando y luchando por tener una Honduras libre de estigma y discriminación y así pudimos lograr algunas garantías, las cuales nos permitían seguir de pie como colectivo, todo esto antes del 28 de junio del año 2009, momento en el que se ocasionó un golpe de estado, que significó también golpe de personas, porque fue allí donde todo se nos vino abajo. Desde entonces hemos perdido lo poco que en más de 20 años de lucha nos costó obtener difícilmente. Ahora la situación es peor, no hay respeto a la vida como un derecho humano, cada día la situación va muy mal.

“Desde el golpe de estado hemos perdido lo poco que obtuvimos en más de 20 años de lucha. Ahora la situación es peor, no hay respeto a la vida como un derecho humano”

A.H. Sabemos que la situación social de Honduras, como la de una gran parte de América, se caracteriza por una fuerte desigualdad que tensiona la convivencia. ¿Cómo crees que afecta este hecho al colectivo LGTB?

A.D.S. La situación social en Honduras a las personas de la comunidad LGTB nos afecta en gran manera porque somos excluidos hasta de lugares públicos por gran parte de la sociedad, no tenemos derecho a la libertad de expresión.

A.H. ¿Piensas que el actual contexto de crisis económica global puede suponer un retroceso en los derechos adquiridos en muchos lugares?

A.D.S. La economía es la que mueve todo hoy en día el mundo. Precisamente en Honduras tenemos un alto índice de pobreza, el cual nos tiene cada día retrocediendo y haciéndonos a los colectivos de mujeres, campesinos y LGTB más vulnerables en el contexto social.

A.H. ¿Qué pasos crees que habría que seguir para que la situación de los LGTB en Honduras, y en el mundo en general, mejore?

A.D.S. Sensibilizar a la población en general empezando por la Iglesia y el Estado, cambiando conceptos erróneos, como también ser más visibles y darnos a conocer en el ámbito religioso, político y social y hacerles ver que las personas LGTB somos también seres humanos y que por lo tanto tenemos garantías y derechos.

A.H. Te pusiste en contacto con Amnistía Internacional cuando viste tu vida amenazada. ¿Qué ha supuesto para ti esta organización?

A.D.S. Amnistía Internacional es ONG que trabaja a nivel mundial por los Derechos Humanos, quienes se enteraron de mi situación actual en ese momento y de inmediato alzaron su voz pidiendo firmas, sacando acciones urgentes a favor de mi persona. Hoy en día gracias a Amnistía Internacional, la cual está integrada por voluntarios, activistas y socios, puedo decir que ‘estoy vivo’.

“Hay que sensibilizar a la población en general, empezando por la Iglesia y el Estado, cambiando conceptos erróneos, y ser más visibles. Somos también seres humanos y, por lo tanto, tenemos garantías y derechos”

A.H. ¿Cómo ha cambiado tu vida al llegar a España? ¿Qué diferencias significativas destacas entre nuestra sociedad y la sociedad hondureña?

A.D.S. España, a pesar del retroceso que se espera con la llegada del señor presidente Mariano Rajoy, no deja de ser para mí un país modelo a seguir. Acá las personas del colectivo LGTB están muy integradas en la sociedad, tienen muchos derechos y son tomadas en cuenta para la opinión pública.

A.H. ¿Qué estás haciendo actualmente en España? ¿Qué proyectos tienes para el futuro próximo?

A.D.S. De momento gracias a Amnistía Internacional y al programa de protección temporal de defensoras y defensores de Derechos Humanos que tiene la sección española estoy dando a conocer cuál es la situación actual que vivimos las personas LGTB en Honduras. También pretendo seguir haciendo como proyecto de futuro alianzas con otras ONG que trabajan a favor de la comunidad LGTB para seguir con la incidencia política a través del activismo.

A.H. ¿Tienes miedo a que tomen represalias contra ti si vuelves a Honduras?

A.D.S. Tengo miedo, principalmente a morir, porque allí morirán muchos sueños que tengo.

A.H. ¿Qué les dirías a las personas que se encuentran en tu misma situación?

A.D.S. A todas las personas que hoy en muchos países del mundo están siendo perseguidas por expresar libremente su orientación sexual, les digo que no se desmayen, que mantengan viva la esperanza y sigan con el propósito de promover y defender nuestros derechos que un día se plantearon hacer. Recuerden a la vez que no están solas, siempre hay alguien que las escuchará y les dará la mano como me la han dado a mí hoy las y los que integran Amnistía Internacional.

Artículo original en Bottup: “Somos excluidos hasta de lugares públicos por gran parte de la sociedad, no tenemos derecho a la libertad de expresión”


La 8ª misión en Colombia de la de la Comisión Asturiana de Derechos Humanos denunció los desplazamientos forzosos, amenazas y muertes de sindicalistas o las condiciones “infernales” de las cárceles del país

Periodista ciudadano autor: Andrés Monroy Gómez Editado por: Redacción Bottup


Los ponentes durante la rueda de prensa

Los ponentes durante la rueda de prensa

A pesar de la actitud abierta y de diálogo del gobierno, la Comisión no encontró seriedad en la capacidad de trabajo para solucionar los problemas estructurales, causantes de la grave crisis de los derechos humanos en Colombia.

Por Andrés Monroy Gómez
@AndresMonroyG

En rueda de prensa realizada el 11 de mayo, los integrantes de la octava Comisión Asturiana de Verificación del Estado de los Derechos Humanos en Colombia, dieron a conocer sus principales conclusiones, luego de 13 días de entrevistas con la población civil y entidades estatales en las zonas de Curvaradó, Sumapaz, Arauca, César, Magdalena y Bogotá.

La concentración de la propiedad de la tierra, la persistencia de actuaciones delictivas de grupos armados ilegales y la impunidad son algunas de las razones de la crisis de los derechos humanos en Colombia

La concentración de la propiedad de la tierra, la persistencia de actuaciones delictivas de los grupos armados ilegales y la ausencia de resultados ciertos que pongan freno a la impunidad son algunas de las razones por las cuales la Comisión concluye que perdura la crisis de los derechos humanos en Colombia.

La presentación de estas conclusiones estuvo acompañada de hechos de la realidad nacional que refrendaron cada uno de los puntos expuestos por Tania Sánchez Melero, diputada en la Asamblea-Parlamento de Madrid.

Mientras la Comisión denunciaba la persistencia del fenómeno paramilitar, especialmente en la cuenca del río Curvaradó “a pesar de un importante despliegue numérico de la fuerza pública”, en una cadena radial el comandante paramilitar Salvatore Mancuso expuso cómo muchas de sus acciones criminales era ordenadas o acompañadas por miembros de las
Fuerzas Armadas.

Tania Sánchez Melero, diputada en la Asamblea de Madrid

Tania Sánchez Melero, diputada en la Asamblea de Madrid

Por otra parte, la Comisión hizo énfasis en la continuidad del desplazamiento forzado, amenazas y asesinatos de sindicalistas y defensores de derechos humanos, muchos casos ligados a planes empresariales. Resaltaron cómo a su llegada a Colombia se encontraron con la noticia del asesinato de Mao Rodríguez, quien debería acompañarlos como integrante del esquema de seguridad de la Comisión. También fue expuesto un panfleto de amenazas contra las organizaciones sociales, provenientes de presuntos escuadrones de la muerte autodenominados ‘Águilas Negras‘.

Especial atención mereció para la delegación española la situación carcelaria. Solicitaron la autorización para visitar los establecimientos penitenciarios de Valledupar y ‘La Picota’ de Bogotá. A ésta última les fue negado el acceso sin una aparente justificación. La visita a la cárcel de máxima seguridad de Valledupar fue calificada como una “visita al infierno”. En una zona geográfica donde la temperatura promedio supera los 30 grados centígrados, los 1.259 reclusos tienen acceso a agua potable durante 10 minutos, dos veces al día. La Comisión Asturiana calificó como incomprensible que un país con la riqueza de recursos hídricos y la capacidad gubernamental de crear estructuras como Colombia, no haya sido capaz de garantizar condiciones dignas a estas personas privadas de su libertad.

En la cárcel de Valledupar, con temperatura promedio superior a 30º los reclusos tienen acceso a agua potable 10 minutos dos veces al día

Señalaron además que quienes se atreven a denunciar los abusos de la guardia penitenciaria son víctimas de malos tratos o traslados, lo que les imposibilita el contacto con familiares y abogados defensores.

Este preocupante diagnóstico coincide con el lanzamiento del Informe sobre los Derechos Humanos de las Personas Privadas de Libertad en las Américas, elaborado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. De la lectura del informe de la CIDH y las conclusiones de la Comisión Asturiana se desprende un desolador común denominador en los establecimientos penitenciarios en
América.

Familiares de presos manifestándose en protesta por las condiciones indignas de su reclusión

Familiares de presos manifestándose en protesta por las condiciones indignas de su reclusión

En el mismo día de la presentación de las conclusiones de la Comisión Asturiana, a pocas calles del lugar de la rueda de prensa, marcharon un grupo de familiares de personas en condición de reclusión. Muchas de ellas marcharon desnudas “como última opción para ser escuchadas y observadas por el Gobierno colombiano, quien no ha entendido que los que se encuentran confinados en los centros de reclusión son seres humanos, ciudadanos colombianos”. En sintonía con lo expuesto por la Comisión Asturiana y con el diagnóstico del informe de la CIDH, los familiares de las personas privadas de su libertad acusaron al Estado de mantener a los reclusos en condiciones indignas, carentes de la prestación de servicios mínimos de salud e higiene.

Las libertades sindicales quedaron en absoluto cuestionamiento. Muchos dirigentes sindicales, especialmente de las multinacionales que explotan recursos naturales, han sido despedidos de sus trabajos. En otras empresas se han creado sindicatos patrocinados por los empresarios, obligando a los trabajadores a afiliarse a ellos, para luego ‘legitimar’ decisiones regresivas para los derechos laborales mediante convenciones colectivas manipuladas. Otro hecho que marcó la visita de esta delegación, fue el asesinato Daniel Aguirre Piedrahita, secretario del general del Sindicato Nacional de Corteros de Caña, ocurrido el 27 de abril.

Las libertades sindicales también quedaron en entredicho, con dirigentes sindicales asesinados, despedidos de multinacionales u obligados a afiliarse a sindicatos creados por las empresas

También la Comisión Asturiana abordó las infracciones al derecho internacional humanitario, atribuibles a las fuerzas militares, con su presencia y permanencia en poblados, incluyendo escuelas, no sólo con personal sino también con vehículos de combate, generando de esta manera un grave riesgo para la población civil. Así mismo relataron un incidente con tropas de la Brigada 18 acantonadas en el oriental departamento de Arauca, donde una multinacional, respaldada por los militares, pretende la propiedad de unas tierras ocupadas pacíficamente por campesinos. Al momento de llegar a la zona los militares intentaron frustrar la entrevista de los delegados con los campesinos, llegando incluso a afirmar que “no respondían” por lo que pudiera suceder con “una bala perdida”.

Finalizaron las observaciones de la Comisión con la denuncia del riesgo de extinción de pueblos indígenas como el Sikuane, Macaguane y Embera. Estas comunidades habitan zonas fuertemente disputadas por actores armados y, muchas veces, mediadas estas luchas por los intereses de multinacionales.

La Comisión afirmó que estará atenta al resultado de las denuncias presentadas y enviará unas recomendaciones, de las cuales hará seguimiento, esperando tener “buenas noticias” para la próxima misión de verificación.

Artículo original en Bottup: “Acompañamos las demandas de la población civil”


Su población activa es la mitad que la de la población general y aún así su tasa de paro es del 40%

Falta de apoyos, discriminación y los últimos recortes son algunos de los motivos

Periodista ciudadano autor: Asociación Sí Podemos Editado por: Redacción Bottup


Asociación Sí PodemosLas personas con discapacidad quieren disfrutar de una mayor inclusión laboral

Así de contundente es la reivindicación de Antonio Tejada, presidente de la Asociación Andaluza Sí Podemos, primera entidad nacional que une a trabajadores, autónomos y empresarios con discapacidad desde marzo de 2009 para reivindicar una mayor participación del colectivo en el trabajo ordinario de nuestro país y así solventar y superar entre todos los actores implicados los escollos que se van encontrando día a día.

“No somos eternos desempleados que solo tenemos opción a pensiones y ayudas. Queremos trabajar, y que se cumpla de una vez por todas la LISMI”

Y es que en medio de una crisis que no parece tocar fondo, encontrar empleo se ha convertido en todo un reto para los casi 5,7 millones de parados que hay en España según la Encuesta de Población Activa, donde en el primer trimestre de 2012 se ha llegado a un 24,44% de desempleo. Pero dentro de estos datos, las personas con discapacidad son sin lugar a dudas un grupo mucho más vulnerable que el resto, ya que junto a la escasez de ofertas de empleo, se suma la dificultad de hacer frente a la discriminación a la que son sometidos por prejuicios, falsos estereotipos y últimamente los recortes que dificultan aún más la inserción del propio colectivo.

Antonio Tejada, en la presentación con motivo del 1º de Mayo a la asamblea de socios en Granada donde se aprobó por unanimidad estar presentes en los actos de reivindicación de los derechos de los trabajadores, manifestó públicamente que “queremos celebrar el 1º de Mayo, Día Internacional del Trabajo, trabajando, como cualquier ciudadano, como cualquier trabajador, no como eternos desempleados que solo tenemos opción a pensiones y ayudas. Queremos trabajar, y que se cumpla de una vez por todas la LISMI (Ley de Integración Social del Minusválido), ya que esto provocaría un mayor crecimiento en la inserción laboral de las personas con discapacidad, creando empleo, ejemplos de superación y de integración estable. Dignidad, respeto y futuro para nuestro colectivo, que ya va siendo hora”.

También se pidió un esfuerzo desde la Asociación Sí Podemos para que se cumpla la legislación vigente en cuanto a accesibilidad universal se refiere, “ya que estamos ante el eslabón perdido de la integración laboral que provoca la falta de accesibilidad. Esto dificulta las opciones reales de trabajo y de inclusión de la personas con discapacidad”. La aplicación de estas medidas de accesibilidad universal y su obligado cumplimiento podrían ser además un motor económico y de crecimiento de empleo para ciertos sectores profesionales.

Estudios sobre inserción laboral

Piden que se cumpla las normativas sobre accesibilidad universal, que facilitarían la incorporación del colectivo al ámbito laboral y sería un motor de crecimiento para varios sectores profesionales

Para reforzar este argumento, el portavoz de los trabajadores con discapacidad se apoya en dos recientes estudios publicados durante este primer trimestre del año. El informe ‘Discapacidades e inclusión social‘ elaborado por la Fundación La Caixa y Carlos Pereda, publica que el paro entre personas con alguna discapacidad se eleva hasta el 40%, así como las discapacidades sobrevenidas antes de la jubilación están relacionadas con condiciones precarias de vida y de trabajo. El estudio también refleja que la tasa de paro de estas personas duplica a la de la población general y que casi un millón de ellas no tiene ningún tipo de ayuda, con lo cual se reduce mucho su nivel de emancipación. La cuarta parte de las personas en edad laboral que sufre discapacidad se ha sentido discriminada.

El nivel de estudios de las personas con discapacidad es mucho más bajo que el de la población general. Del millón y medio de personas que se encuentran en edad laboral, el 7% son analfabetas (lo es el 1% de la población general) y una cuarta parte no ha terminado la primaria.

Las cifras hablan solas: la tasa de actividad del colectivo a finales de 2010 era del 36,2%, frente al 75,9% de la del resto de la población, es decir, es 39,7 puntos porcentuales inferior. Ello demuestra que muchas personas con discapacidad no confían en la posibilidad de encontrar empleo y ni tan siquiera lo intentan. Pero también da cuenta de otra conclusión: las que sí buscan trabajo (ese 36,2%) lo hacen porque verdaderamente tienen ganas de encontrar una ocupación y orientan todos sus esfuerzos a tal fin.

A diferencia de lo que podría suceder con el resto de la población, entre los demandantes de empleo con discapacidad no hay lugar a la dejadez o a la desidia, sino que se caracterizan por la tenacidad, el esfuerzo y la orientación a resultados. No hay que olvidar que muchos de ellos podrían vivir del subsidio que reciben, y que si desean trabajar es porque realmente quieren demostrar su valía y contribuir al desarrollo social.

Un 67,7% de los encuestados está recibiendo cursos y el 80% confía en que ello le abrirá las puertas del mercado laboral

Otro estudio a destacar es el informe elaborado por la Fundación Adecco ‘Discapacidad y formación en tiempos de crisis‘ y presentado el pasado mes de febrero. Actualmente, y a la luz de estos datos, las personas con discapacidad están apostando por atenuar las diferencias y el mejor modo de hacerlo es incrementar su formación, obteniendo un título que le ayude a competir en el mercado laboral. Nada más y nada menos que un 66,7% de los encuestados está recibiendo cursos para ser más competitivo en el mercado laboral. Y un 80% confía en que esta formación será su trampolín hacia el mercado laboral.

Además, hay que añadir el hecho de que las personas con discapacidad ven reforzados valores como el esfuerzo, la motivación o el afán de superación, cualidades que se convierten en garantía de éxito cuando se trasladan al ámbito empresarial.

Artículo original en Bottup: Las personas con discapacidad sufren el doble de desempleo


Las nuevas tecnologías son el aliado perfecto de una sociedad indignada con la realidad que les ha tocado vivir.

Cada vez son más numerosas las plataformas que permiten al ciudadano alzar su voz en busca de respuestas denunciando, apoyando alguna denuncia, convocando acciones o buscando financiación para llevar algún proyecto a cabo

Periodista ciudadana autora: Ana Cubilla Leivas Editado por: Redacción Bottup


La realidad apremia. Igual de rápido que evolucionan las nuevas tecnologías, surgen nuevas redes sociales y la nube se convierte en el espacio hacia el que todo el mundo mira, los movimientos sociales hacen de Internet su lugar. Desde la eclosión de la Primavera Árabe y el posterior levantamiento en occidente a través de plataformas como Democracia Real YaToma la CalleOccupy Wall Street, son más las herramientas de empoderamiento y participación ciudadana que surgen en las redes como mecanismo de resorte para una sociedad atravesada por una crisis de la cual no se sienten directamente responsables.

Los movimientos sociales hacen de Internet su lugar, creando herramientas de empoderamiento y participación ciudadana

La razón de que Internet sea el espacio ideal para que la sociedad encuentre una salida a su frustración no es otra que el hecho de que “la Red permite saltarse la estructura de control del Estado”, como bien apunta Antonio Miguel Nogués, Director del Departamento de Ciencias Sociales y Humana de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Internet es un mundo de posibilidades en el cual las fronteras, legislaciones y normativas se licuan. “El Estado como forma de organización sociopolítica es saber cuántos somos y quiénes somos para poder gestionar las diferencias”, explica Antonio Miguel Nogués, de ahí los continuos intentos por parte de los gobernantes de establecer leyes que regulen el uso que los ciudadanos hacen de Internet, como son la Ley Sinde en España o la Ley SOPA en Estados Unidos.

Internet se presenta como la oportunidad de democratizar la información al albergar múltiples voces y permitir contar lo que pasa a cualquier ciudadano. Sin embargo, un ‘click’ no es suficiente. Para Merche Negro, conocida como @pintiparada y alma  de @vudeo_org, el ‘clickactivismo’ puede generar resignación: “Es innegable la llamada de atención y apertura de opciones que nos da nuestra vida online pero, es una herramienta”. Así, a pesar del crecimiento de Change.org (plataforma a la que se ha unido Actuable.es) de dos millones de usuarios al mes, según recogía lainformación.com hace poco más de un mes “el cambio real sigue siendo analógico, y de momento no se ha conseguido”, afirma @pintiparada.

Lo complicado en muchos casos del activismo en la nube es convertir lo virtual en algo tangible. Conseguir que la democracia participativa que se defiende en la red sea efectiva, aunque sea en pequeñas parcelas del día a día de cada ciudadano. Para ello plataformas como Fixmedia.orgIwantoNotecalles.orgVúdeoTuderechoasaber.esMifirmaChange.orgPropongo de tomalaplaza… intentan abrirse paso.

Para impulsar esa democracia participativa han nacido numerosas iniciativas: Fixmedia.org, Iwanto, Notecalles.org, Vúdeo, Tuderechoasaber.es, Mifirma, Change.org, Propongo…

Vúdeo es una iniciativa “pegada al ciudadano, que intenta ofrecer espacios de debate público tratando de conectar el mundo online con el offline para que todo el conocimiento, reflexiones e ideas que se generan tengan un impacto real”, explica @pintiparada. El proyecto más ambicioso en estos dos años de andadura ha sido el panel de expertos que respondió a las preguntas planteadas por los usuarios. Noam Chomsky, Arcadi Oliveres, Joaquín Reyes, Nacho Escolar, Kristinn Hrafnsson (portafoz de Wikileaks), Joan Herrera y Boti Gracía Rodrigo ofrecieron su punto de vista a cuestiones como: ¿Tenemos que participar en las reglas del juego para cambiar las reglas del juego?, ¿algún -ismo (capitalismo, comunismo, anarquismo) soluciona la situación actual? o ¿estamos en manos de los poderes financieros?

Para Pau Llop, emprendedor nato y responsable de iniciativas como Fixmedia.orgBottup, el papel del consumidor, del ciudadano, está cambiando de forma rápida y drástica: “el ciudadano cada vez es más activo y con ello más inmune al marketing tradicional, que es la gasolina del motor consumista”. Esta es quizá una de las razones por la cual nace Fixmedia.org, un proyecto en busca de financiación a través de crowfundig en Goteo.org, que busca hacer un trabajo de comprobación de datos distribuido de las noticias publicadas por los medios online. De esta forma, los lectores podrán contribuir a la construcción de la opinión pública y con ello de la democracia, una democracia en este caso participativa. Como bien explican en la web de Goteo el objetivo de Fixmedia.org es ser un primer paso decisivo en la mejora del periodismo a través de la inteligencia colectiva en un momento en el que el periodismo no atraviesa su mejor momento. “Los periodistas tenemos que tener claro que no tiene ningún sentido hacer nuestro trabajo sin contar con la gente”, apunta Pau Llop, “Fixmedia será un lugar netamente constructivo, el taller de chapa y pintura que necesita nuestro periodismo”. Y es que “el ciudadano ya no se conforma con leer un titular a las diez de la mañana”, explica @pintiparada: “Sabe que la noticia se amplia, complementa, contradice y anula a sí misma en unas horas y quiere participar en el proceso: la comparte, la comenta, la completa”.

Vúdeo es busca conectar el mundo online y offline, y Fixmedia.org pretende contribuir a la construcción de la opinión publica a través del control de los medios

Las relaciones sociales están evolucionando según evolucionan los medios a través de los cuales ellas toman forma. Ya lo decía Marshall McLuhan, “el medio es el mensaje”. Para muchos sigue siendo alucinante poder enviar un whats up y entablar una conversación en tiempo real con el otro lado del mundo cuando hace unos días escribían un telegrama o mandaban un fax. La cotidianidad nos impide ver lo asombroso del momento que vivimos. “Mientras Internet siga siendo neutral, mientras siga habiendo hackers tecnológicos y sociales, mientras no se destruya por completo el acceso a una buena educación y al conocimiento, la sociedad seguirá encontrando de forma natural nuevas formas de hacerse escuchar”, expone Pau Llop.

Ilustración: La goma elástica

Artículo original en Bottup: Acción social en la nube: activismo y acción social en red


La retención del periodista francés, declarado prisionero de guerra por la guerrilla colombiana, más la manipulación informativa y los equívocos en la aplicación de normas humanitarias, son el comienzo de una cadena de contrasentidos

Las FARC ya han expresado su disposición de liberar al periodista

Periodista ciudadano autor: Andrés Monroy Gómez Editado por: Redacción Bottup

“La primera baja de una guerra es la verdad”
H. Johnson – 1918

Por Andrés Monroy Gómez
@AndresMonroyG


Romeo Langlois

Romeo Langlois

El periodista francés Roméo Langlois, corresponsal de France 24, fue privado de su libertad el pasado 28 de abril durante combates entre efectivos del ejército y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Farc, en la selva del departamento colombiano de Caquetá. Langlois, quien con autorización de los militares realizaba un trabajo periodístico sobre los operativos en la región, portaba un chaleco antibalas y casco suministrados por el ejército como medida de protección. En el momento del combate Langlois optó por quitarse esas prendas para identificarse como periodista ante los guerrilleros.

Secuestro, custodia o retención como prisionero de guerra. Del nombre dado se desprenden varias consecuencias jurídicas, la mayoría enmarcadas en la aplicabilidad del Derecho Internacional Humanitario (DIH), usualmente ‘(mal)interpretadas’ de acuerdo a los intereses de cada parte. Pero existe un resultado común, independiente de cómo se clasifique esta conducta: en este momento un periodista está privado de su derecho a informar y la sociedad cuenta con una voz menos que le informe sobre la magnitud del conflicto en los campos y selvas de Colombia.

Tan pronto se tuvo noticia de la desaparición de Langlois, la organización Reporteros Sin Fronteras clamó por “prudencia en el manejo de la información2. Agregó más adelante que “el conflicto armado colombiano también implica, en sí, la guerra de palabras y de medias verdades que pueden tener consecuencias peligrosas para sus víctimas”. En el mismo sentido, la Federación Colombiana de Periodistas – Fecolper exigió claridad con respecto a la información entregada a los medios de comunicación y solicitó que “la situación del periodista no sea utilizada como estrategia de manipulación informativa por los actores del conflicto”.

Caricatura de Chóloco

Caricatura de Chóloco

Sin embargo la guerra de palabras no se hizo esperar.

Durante más de una semana la comunidad periodística colombiana estuvo al vaivén de especulaciones y manipulaciones informativas, sin conocerse realmente la suerte de Langlois. Finalmente, Karl Penhaul difundió un vídeo[1] en el que un guerrillero lee un comunicado mediante el cual las Farc se atribuían la retención del periodista francés, declarándolo prisionero de guerra. Esta retención, paradójica por no decir más, al parecer fue motivada por la aparente confusión de la guerrilla al creer que Langlois tomaba parte en el operativo, puesto que usaba prendas militares. En el vídeo reconocen que ya habían verificado la identidad del periodista francés. Es necesario mencionar que Langlois goza de un especial prestigio por sus trabajos sobre las comunidades y las víctimas del conflicto armado.

Al margen de los contundentes pedidos provenientes de diferentes sectores de la sociedad, comenzaron los interrogantes, algunos de ellos son: ¿Cuál es el papel de los periodistas en el conflicto armado? ¿Un periodista puede ser declarado prisionero de guerra? ¿Por qué un periodista extranjero acompañaba a tropas oficiales? ¿Por qué otro periodista extranjero sí fue capaz de obtener noticias sobre el paradero de Langlois? ¿Este combate demuestra que el ejército sufre derrotas militares que nunca son informadas? ¿Qué pasaría si un periodista es encontrado con un grupo guerrillero luego de un enfrentamiento? ¿El Estado le garantizaría su libertad de informar?

Por ahora, la información conocida sobre el estado de Langlois llegó hasta el comunicado suscrito por el Secretariado del Estado Mayor de las Farc, fechado el 3 de mayo (paradójicamente el día internacional de la libertad de prensa), donde en siete puntos cuestionan la labor de los periodistas en el conflicto armado.

Contrasentidos o ‘lavado de manos’

“Un periodista está privado de su derecho a informar y la sociedad cuenta con una voz menos que le informe sobre la magnitud del conflicto en los campos y selvas de Colombia”

Mucho se ha escrito en Colombia durante estos días sobre las contradicciones de la versión de los militares, definiciones del derecho humanitario aplicables al caso Langlois e inclusive, pronósticos sobre cómo esta situación afectaría un eventual diálogo con la guerrilla.

Sin embargo, dos afirmaciones, cada una proveniente de los protagonistas enfrentados del conflicto armado, llaman la atención por el contrasentido inherente a ellas.

La primera es la exigencia de la guerrilla de las Farc de “la apertura de un amplio debate nacional e internacional sobre la libertad de informar” como requisito “mínimo” “para la recuperación de la plena movilidad” de Roméo Langlois.

Cuando una parte del conflicto armado pretende asumir la vocería para solucionar el desequilibrio informativo causado por la otra parte del conflicto, es síntoma de la sordera de los actores del armado frente a los esfuerzos de la sociedad civil para reivindicar su derecho a la información.

Hay iniciativas en Colombia en las que se debaten temas como la calidad de la información, seguridad de los periodistas, condiciones laborales del ejercicio periodístico e influencia de las grandes corporaciones en los medios de comunicación. Por otra parte, la creciente influencia de los medios alternativos, el periodismo ciudadano y el cada vez más fuerte activismo en las redes sociales ha contrarrestado la miopía informativa de las empresas mediáticas. El debate está dado hace mucho tiempo. Por supuesto que es necesario ampliarlo, fortalecerlo y llevarlo a acciones concretas en favor de la libertad de información. Pero si de aproximarlo a una fecha se trata, desde la firma de la Constitución de 1991 las diferentes Cortes han aportado tan interesantes como innumerables discusiones sobre los alcances de la libertad de expresión, en sus diferentes manifestaciones como lo son la libertad de informar y la libertad de prensa.

Ahora, surge un temor. “El debate sobre la información va a ser declarado subversivo”, señaló la periodista Constanza Vieira. No es de extrañarse esta prevención. La intransigencia y estigmatización son herencia de la política de ‘Seguridad Democrática’, donde las nociones de ‘enemigo’ y ‘victoria’ restaron valor al diálogo, para darle prevalencia al sometimiento. Es innegable que en muchas ocasiones la reflexión ciudadana suele estar permeada por la descalificación de la opinión contraria. El botón de la muestra está en las declaraciones del expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien en lugar de fomentar el consenso nacional en torno a la libertad de Langlois, lo calificó como grosero y “un individuo que le daba mucha desconfianza”.

“¿Un periodista puede ser declarado prisionero de guerra? ¿Por qué otro periodista extranjero sí fue capaz de obtener noticias sobre el paradero de Langlois? ¿Qué pasaría si un periodista es encontrado con un grupo guerrillero luego de un enfrentamiento?”

Los puntos 1 a 5 del comunicado de las Farc (ver al final el texto completo del comunicado) son el diagnóstico de una realidad del periodismo en Colombia, que por lo demás, debe ser aplicada desde cualquiera de las orillas desde donde se observe el conflicto armado. Muchos intentos de periodismo objetivo han sido silenciados por disímiles actores de la violencia, siendo cierto que desde los aparatos estatales y paraestatales se ha silenciado el periodismo crítico. Sin embargo, esto no justifica un reclamo cuyo precio es la libertad de un periodista, quien es reconocido por su trabajo en favor de las víctimas de la violencia.

El segundo contrasentido, es la afirmación del comandante de las Fuerzas Armadas, general Alejandro Navas, sobre la existencia de un documento firmado por Langlois en el que éste asumía la responsabilidad por viajar en este operativo militar.

Varios periodistas consultados coincidieron en afirmar que se trata de una práctica común por parte de las Fuerzas Armadas, en la que condicionan el transporte de un periodista o su ingreso a zonas de alteración del orden público, a la previa suscripción de un documento donde asumen toda la responsabilidad de lo que les pueda suceder.

Contradiciendo lo anterior, la Constitución Colombiana ordena a las autoridades de la República proteger a todas las personas residentes en Colombia, en su vida, honra, bienes, creencias, y demás derechos y libertades, y “para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales del Estado y de los particulares”. Sin salvedades ni excepciones. Un acuerdo entre partes no puede ir en contra de lo establecido por la Constitución.

Al parecer, este tema no estuvo exento de participar en el juego de contradicciones. Un día después de que el comandante del ejército fuera enfático en indicar la existencia de este documento, el ministro de defensa aportó una versión distinta. Se trataba de un documento firmado días atrás, y no para el día de la operación militar.

Pero el tema sigue en pie. ¿Pueden los militares exonerarse previamente de fallas en el cumplimiento de su misión constitucional?

Las organizaciones de libertad de prensa han estado de acuerdo en señalar que “el trabajo periodístico es fundamental para informar y comprender el conflicto colombiano. La situación de Romeo Langlois, demuestra las difíciles condiciones y el peligro para el periodismo de cubrir temas del conflicto armado”.

Fuentes del ejército señalan que Langlois firmó un documento eximiendo de responsabilidad al ejército, que contravendría la Constitución, que establece la obligatoriedad de proteger a todos los residentes en Colombia

El tema de la responsabilidad de los militares en la retención de Langlois está siendo abordado erráticamente por parte del Ministerio Público, quien anunció una investigación por autorizar la presencia de Langlois, quien cumplía con su trabajo periodístico. Una investigación así orientada invitaría a restringir el acceso de los periodistas a cualquier zona por razones de orden público, haciendo más denso el velo con el que se ocultan muchas verdades sobre el conflicto armado.

Las investigaciones disciplinarias y penales deberían orientarse a determinar la validez jurídica de eximirse previamente de responsabilidades frente a eventuales fallas en el servicio, como en este caso, donde el ejército sucumbió ante la presión militar de la guerrilla, abandonando la zona y en ella, al periodista Roméo Langlois.

Finalmente se conoció que el Ministerio de Defensa Nacional está elaborando un protocolo de seguridad para periodistas. Es necesario el escrutinio de esta disposición por parte de toda la sociedad, especialmente por las organizaciones que defienden la libertad de prensa.

¿Y el periodismo colombiano?

Los hechos recientes sacan a la luz el protagonismo de periodistas extranjeros, que demuestran su interés y capacidad para indagar y ubicarse geográficamente en el mapa del conflicto armado. Por una parte Langlois, reportando sobre los operativos militares y por otra, Karl Penhaul, quien logró llegar al grupo guerrillero que retuvo a Langlois e informar a la sociedad sobre la suerte del corresponsal francés. Por lo anterior le asiste la razón a Simone Bruno, periodista italiano amigo de Langlois, cuando afirma a que en Colombia hay una guerra feroz, “bastante invisible”, porque los periodistas nacionales no la cubren debidamente ni informan a plenitud sobre ella.

Frente a esto es necesario remitirse a las contundentes cifras que permite interpretar la prevención, sumada al temor, de los periodistas colombianos para encarar el tema del conflicto armado. Asesinatos, desplazamientos y amenazas provenientes de actores legales e ilegales de la confrontación, obligaron a que se generalizara la práctica de la lectura de boletines de prensa emitidos por unidades militares y policiales, dando de esta manera a la opinión pública sólo una versión de los hechos, la que no siempre coincide con la verdad. Lo anterior se suma a las degradantes condiciones laborales y de seguridad en que los periodistas colombianos cumplen su papel.

La investigación abierta para aclarar la autorización de la presencia de Langlois podría restringir el acceso de periodistas a zonas de conflicto

Adicionalmente durante los años de la ‘Seguridad Democrática’ de Álvaro Uribe se hizo común la estigmatización de los periodistas que buscaban la información más allá de las fuentes oficiales. Un ejemplo de esto fue la retención del periodista Hollman Morris en 2009, en la misma región donde fue retenido Langlois (Unión Peneya – Departamento de Caquetá)[2]. Adicionalmente, los periodistas que acompañaron las liberaciones de secuestrados por las Farc, fueron calificados entonces como “publicistas de terrorismo“.

No hay que olvidar que el periodismo ha sido tratado como otro frente para las victorias militares. Basta recordar la suplantación de periodistas por parte de militares para la conocida ‘Operación Jaque’, en la que fue liberados varios secuestrados, entre ellos una política colombiana y tres contratistas de empresas de seguridad estadounidenses.

En conclusión, resulta más que oportuno citar al Albert Camus: “Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”.

Este es el comunicado de las Farc:

1. Los periodistas que las fuerzas armadas colombianas llevan consigo en sus operaciones militares no cumplen el propósito imparcial de informar sobre la realidad, sino el de manipular ésta para que sirva al proyecto de guerra contra el pueblo colombiano.

2. Cabe preguntar cuál sería la actuación de las autoridades colombianas, si un periodista que con sano criterio informativo acompañara unidades guerrilleras, resultara capturado por el Ejército regular tras un combate.

3. La concepción contrainsurgente del Estado colombiano apunta a involucrar de su lado en la guerra a todo el mundo, incluida la prensa. Que una cámara puede jugar el papel de un arma lo corrobora la diaria manipulación mediática que se practica en nuestro país.

4. Las libertades de pensamiento, expresión e información no pueden operar sólo para el beneficio de los dueños del capital y de la tierra. Nuestra página web es atacada y bloqueada permanentemente, nuestras emisoras son molidas a bombas.

5. El régimen colombiano asesina, amenaza, encarcela o destierra a los periodistas nacionales o extranjeros que intentan investigar o informar sobre la versión no oficial del conflicto. Son conocidos y demasiados los casos como para enumerarlos.

6. Romeo Langlois vestía prendas militares del Ejército regular en medio de un combate. Creemos que lo mínimo que puede esperarse para la recuperación de su plena movilidad es la apertura de un amplio debate nacional e internacional sobre la libertad de informar.

7. Es vieja costumbre del Ejército colombiano emprender aventuradas operaciones de rescate con el deliberado propósito de que se pierda la vida de los prisioneros. Considera más cercana la victoria si nos echa la prensa encima. Esperamos que no sea este el caso.

Secretariado del Estado Mayor Central FARC-EP
Montañas de Colombia, 3 de mayo de 2012

Enlaces de interés:

¿Cómo protege el derecho internacional humanitario a los periodistas en situaciones de conflicto?‘, CICR

Resolución 1738 (2006) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sobre la protección de los civiles en los conflictos armados

Documento del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) sobre ‘prisioneros de guerra’

Medios de comunicación y conflicto armado‘, PNUD

‘Los periodistas son civiles que deben ser protegidos en medio del conflicto armado’, Fecolper

Debate organizado por la Fundación para la Libertad de Prensa, sobre ‘Prensa y conflicto

Foto 1: Tomada del grupo de Facebook Roméo Langlois, on pense à toi.
Caricatura de Chóloco, publicada en ElEspectador.com


[1] Vídeo de Karl Penhaul donde un guerrillero lee un comunidado donde las FARC se atribuyen la retención del periodista francés

[2] Vídeo de la retención de Hollman Morris en 2009, por parte de Militares en el 2009.

Artículo original en Bottup: Conjugando despropósitos: el caso del periodista Roméo Langlois


Nueve días tras el Día Mundial contra la Censura en Internet, el Ministro del Interior radicó un nuevo proyecto de ley para ‘proteger’ los derechos de autor en la Red y satisfacer las exigencias de un tratado de libre comercio con EE.UU.

Periodista ciudadano autor: Andrés Monroy Gómez Editado por: Redacción Bottup

Por Andrés Monroy Gómez
@AndresMonroyG


Logo de la campaña contra la censura en la Red

Logo de la campaña contra la censura en la Red

Bogotá. El pasado 12 de marzo se celebró el Día Mundial contra la Censura en Internet. Reporteros Sin Fronteras afirmó en un comunicado que “países supuestamente democráticos flaquean en nombre de la seguridad o adoptan medidas desproporcionadas para proteger los derechos de autor. Aumenta la presión sobre los proveedores de tecnología, alentados en algunos países a desempeñar un papel de policía en la Red. Las empresas de seguridad se convierten en los nuevos mercenarios de una auténtica carrera armamentista online”.

Ninguna descripción es tan apropiada para la actualidad colombiana. Tan solo nueve días después, el Ministro del Interior Germán Vargas Lleras radicó ante el Congreso un nuevo proyecto de ley que busca ‘proteger’ los derechos de autor en la Red. Esta nueva iniciativa se presenta cuatro meses después de archivada la primera iniciativa por considerarse peligrosa para la libertad de expresión, conocida como ‘Ley Lleras‘.

Esta nueva propuesta legislativa responde a la necesidad del Gobierno colombiano de abonar el terreno para una pronta implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Conclusión obvia de la lectura del título del proyecto: “Por medio de la cual se implementan compromisos adquiridos por virtud del acuerdo de promoción comercial suscrito entre la República de Colombia y los Estados Unidos de América y su protocolo modificatorio, en el marco de la política de comercio exterior e integración económica”.

El nuevo proyecto de Ley, considerado un riesgo para la libertad de expresión, supone el cumplimiento de un acuerdo comercial con EE.UU.

Lo mismo se planteó frente a la frustrada Ley Lleras. Al promoverse esa ley en 2011, la periodista colombiana Catalina Oquendo señaló que ésta buscaba “responder a las exigencias del TLC con Estados Unidos, aunque del tema se viene hablando desde 2009 en la Comisión Intersectorial de Propiedad Intelectual”. En ese entonces, la periodista hizo referencia al “temor de miles de internautas -que se han manifestado activamente en las redes sociales en los últimos días- [que] radica en que puedan terminar penalizados por lo que vienen haciendo a diario: navegar, descargar información, bajar música y compartirla con cualquier persona, bajo el paraguas de la libertad y la gratuidad que imperan en Internet”.

Hoy, algunos sectores de la prensa y activistas de la libre circulación de información en la red consideran el resurgir de este riesgo para la libertad de expresión. Mantienen su crítica al hecho de que más que proteger los derechos de los autores colombianos, es el cumplimiento de pactos comerciales. No en vano uno de los principales periódicos de Colombia tituló: “Legislación del TLC reaviva fantasma de la ‘Ley Lleras’“. Esta crítica fue rápidamente respondida y negada por el Ministro Vargas Lleras, concluyendo que “este proyecto está dedicado exclusivamente a proteger los derechos de autor, su relación con las sociedades de gestión y con quienes están obligados a cancelar derechos por el uso que se hace de la obra artística”.

Pero siguen los cuestionamientos. Carolina Botero, especialista en derechos de autor en la era digital, afirmó ante un periódico local que son varios los peligros de este nuevo proyecto, que considera más peligroso que la hundida ‘ley Lleras’. Una de las críticas que plantea, es que el articulado se tramitará de afán, sin una concertación previa con la sociedad, “lo que deslegitima el proceso legislativo como poder”.

El bloguero Ricardo Galán, bajo el titulo ‘Ley Lleras regresa al Congreso vestida de camuflado‘, reflexiona sobre este tema. Su crítica, desde un ángulo político, apunta a afirmar que el gobierno aprovecha “la inminencia de la Cumbre de Las Américas y la visita del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, el Gobierno” para que “el Congreso apruebe el Proyecto de Ley 201 de 2012 a pupitrazo limpio, sin leerlo y discutirlo. Sorprende el silencio de los canales privados de televisión que en su momento presentaron férrea y cerrada oposición a lo que ahora se pretende revivir con la llamada ‘Implementación del TLC’. Galán asegura más adelante que este proyecto “establece severas sanciones por el uso no autorizado de contenidos audiovisuales en Internet sin nombrarlo”.

Otra de las críticas es que el artículado se tramitará de afán, sin previa concertación con la sociedad, y con prisas, sin leerlo y discutirlo

El ‘pupitrazo’ es la expresión que identifica la aprobación de leyes sin ser discutidas. Resistiendo a esta actitud del Gobierno y el Congreso, los coordinadores del blog ‘redpatodos’ (iniciativa que promueve el equilibrio entre la Internet y los derechos de autor), bajo el título ‘que nuestro futuro no se decida a las carreras‘, comenzaron a circular una ‘carta abierta al Congreso de la República para que se debata el proyecto de ley para implementar el TLC con EE.UU. y no se apruebe a pupitrazo’.

Es aconsejable que tanto el Gobierno como el Congreso tenga en cuenta que “Los enfoques de reglamentación desarrollados para otros medios de comunicación —como telefonía o radio y televisión— no pueden transferirse sin más a Internet, sino que deben ser diseñados específicamente para este medio, atendiendo a sus particularidades”. Así lo recomiendan los Relatores para la Libertad de Expresión en la Declaración Conjunta sobre Libertad de Expresión e Internet.

P.S. Dentro de las paradojas de la realidad colombiana, es válido señalar que esta nueva iniciativa se da a conocer el mismo día en que inicia trámite en el Congreso un proyecto de ley sobre transparencia y acceso a la información.

Artículo original en Bottup: Temor a la cibercensura frente a nueva iniciativa legislativa en Colombia


FOTORREPORTAJE / El pasado viernes Bogotá sufrió uno de los mayores disturbios en los últimos años, originado por las protestas contra el sistema de transporte Transmilenio

Periodista ciudadano autor: Andrés Monroy Gómez Editado por: Redacción Bottup


Los daños causados se cifran cerca del medio millón de euros

Los daños causados se cifran cerca del medio millón de euros

El motivo de la protesta que dio lugar a los disturbios es la inconformidad con el sistema de transporte masivo llamado Transmilenio. Se trata del pasaje de transporte urbano más caro de América, con unas condiciones de las vías deplorables y una calidad del servicio pésima.

El problema se ha politizado y se acusa al partido Polo Democrátiico de encontrarse detrás de las actuales manifestaciones para desprestigiar al actual alcalde de la capital colombiana.

El origen de las protestas es la inconformidad con el sistema de Transporte Transmilenio: el elevado precio del pasaje y la pésima calidad del servicio

El secretario de Gobierno de Bogotá, Antonio Navarro, cuestionó en un momento dado las posturas políticas de los jóvenes: “La juventud activa es siempre bienvenida. Pero el bloqueo de un servicio público extralimita el uso del derecho a la protesta”.

En los disturbios del pasado viernes se produjeron al menos 40 detenidos y cinco heridos (entre civiles y policía). Los medios colombianos hablan de daños por 1.000 millones de pesos (casi medio millon de euros) en destrozos en cinco estaciones de transporte. Desde entonces la policía ha repartido carteles con las fotografías de 50 presuntos vándalos acusados de los destrozos.

Las imágenes de los disturbios

Artículo original en Bottup: Los distubios paralizaron la capital colombiana


El ciudadano que se atrevió a grabarlo sufre amenazas y carece de protección
Un proyecto de Endesa desplaza de sus tierras a 3.000 campesinos

Periodista ciudadano autor: Andrés Monroy Gómez Editado por: Redacción Bottup

Por Andrés Monroy Gómez
@AndresMonroyG

El vídeo de Bladimir Sánchez constata la desproporción de la actuación de los antidisturbios

El vídeo de Bladimir Sánchez constata la desproporción de la actuación de los antidisturbios

El periodista comunitario Bladimir Sánchez Espitia fue amenazado luego de publicar un video que evidencia abusos de la policía antidisturbios en contra de campesinos que se oponen a un proyecto que los despojará de sus tierras.

Con una millonaria inversión del español Grupo Endesa (cuyo último fichaje es la exministra española Elena Salgado), la empresa colombiana Engesa construirá una hidroeléctrica utilizando aguas del emblemático rio Magdalena. La licencia para desviar el cauce del río e inundar más de 8.000 hectáreas, casi todas de tierra fértil que sirve de sustento para más de 3.000 campesinos, fue otorgada durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez. Este es el punto de partida del ‘Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo‘.

“De ese acierto de la empresa privada construyendo para producir y vender energía eléctrica, acordado por el gobierno, nadie nos dijo que implicaría el desalojo violento de humildes y pacíficos campesinos. Nadie lo dijo, porque esas cosas no se dicen. Quedan en silencio. Hasta que un periodista loco y arriesgado decide meterse con una cámara, con sus ganas, con el corazón latiendo en la garganta, mientras uniformados oprimen a indefensos, que como dice el arzobispo Jaime Tovar, tan solo están armados con su pobreza”, señaló un periódico local.

Las medidas de protección para el periodista ciudadano son condicionadas por la policía a demostrar la credibilidad de las amenazas

Ante la inminente puesta en riesgo de sus derechos, los habitantes de la zona se organizaron en ‘ASOQUIMBO‘, para negociar con el Estado y proteger los recursos naturales que les sirven de sustento. Sin embargo, esta postura de diálogo al parecer no ha sido del agrado de Endesa, empresa que “denunció las vías de hecho” de los campesinos, solicitando la presencia de las autoridades, materializada en la llegada de los grupos antidisturbios de la policía colombiana, conocidos como ESMAD.

La acción policial de desalojo a los campesinos de la región comenzó el 14 de febrero. A pesar de las medidas adoptadas para evitar el ingreso de la prensa, Bladimir Sánchez, quien de manera independiente realiza videos a corporaciones y organizaciones comunitarias en defensa de los derechos humanos, logró captar las imágenes de los abusos y uso desproporcionado de la fuerza por parte del ESMAD.

Las imágenes, bajo el título ‘El video que el Gobierno colombiano no quiere que veamos‘ fue subido a Youtube el 20 de febrero, circulando vertiginosamente por todas las redes sociales, convirtiéndose en pocos días en el video de periodismo ciudadano colombiano más visto en toda la historia. Luego llegaron las amenazas.

En una entrevista en una revista colombiana, Sánchez dijo que asumía la posibilidad de recibir amenazas por ese video. Le han dicho que lo van a “desaparecer”, acusándolo de ser guerrillero y enemigo de las fuerzas del orden. Señaló que “el que se haya leído la historia de este país sabe que quién se atreva a denunciar una verdad es víctima de la persecución. Y yo saqué a la luz un monstruo económico y político”.

La relevancia del papel del periodismo ciudadano como expresión de la sociedad en aquellos momentos y lugares donde la prensa tradicional no llega, se refleja en una de las respuestas dadas por Sánchez a la Revista Semana.

‘El vídeo que el Gobierno colombiano no quiere que veamos’, de Bladimir Sánchez, se ha convertido en el video de periodismo ciudadano colombiano más visto de la historia

Refiriéndose a los campesinos que son desalojados por la policía, Bladimir afirma: “Ellos no conocen Internet y no tienen acceso al video, pero esta mañana tuve la oportunidad de hablar en una emisora local y contar todo lo que había pasado, entonces cuando estaba regresando a mi casa recibí una llamada de uno de los pescadores, quien me dijo que le daba mucha felicidad que se hubiera conocido lo que pasó”.

El periodista Felix de Bedout afirmó a través de su cuenta en twitter (@fdbedou): “El gobierno pensó que el video del Quimbo no pasaba de Youtube, error de cálculo y conocimiento sobre la fuerza de Internet”.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) rechazó estas amenazas, informó que el coronel de la Policía Juan Francisco Peláez manifestó no conocer las amenazas al realizador, condicionando a la vez la posibilidad de brindarle protección, una vez verificada la credibilidad de lo denunciado. Agrega el comunicado de la Flip que “Gina Piragauta, reportera del diario La Nación de Huila y quien dio algunas declaraciones para el vídeo de la polémica, ha manifestado seguimientos sospechosos e intimidaciones: “Hace unos días vi a dos personas, al parecer de la Policía, que me seguían y me tomaban fotografías”. La periodista ha realizado cuatro informes sobre el desalojo en el Quimbo”.

Por su parte, Reporteros Sin Fronteras, al denunciar la salida de la región de Bladimir Sánchez para proteger su vida, afirmó: “Debe otorgarse al periodista una protección adecuada, en vistas de su regreso al Huila. El exilio de un periodista es siempre una derrota para la libertad de informar. En este caso, también lo es para una información de interés público mayor”, concluyó la organización.

Pasando por alto las amenazas contra Bladimir Sánchez, el gobierno de Juan Manuel Santos defendió las acciones de fuerza contra los manifestantes: “Que quede claro que el Gobierno ejercerá el principio de autoridad donde tenga que ejercerlo. No vamos a permitir que unos pocos impidan que el interés general predomine”.

Por su parte, el ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas, calificó el video del desalojo de los campesinos de El Quimbo como “malintencionado“, asegurando que “siempre surgen grupos minoritarios muy manipulados por intereses políticos para tratar de obstaculizar esos proyectos”.

El presidente Santos, ignorando las amenazas contra el periodista ciudadano: “Que quede claro que el Gobierno ejercerá el principio de autoridad donde tenga que ejercerlo”

Continuando con el lenguaje de estigmatización contra los opositores, Santos puso en entredicho las protestas sociales que por estos días se dan en Colombia, afirmando: “Ya lo hemos visto en varios escenarios donde la guerrilla está tratando de infiltrar cualquier amago de protesta social”. Estas declaraciones se dan en medio de protestas, no sólo por la construcción de la represa de El Quimbo, sino previa a la convocatoria de una manifestación nacional para el 6 de marzo, durante el día internacional de las víctimas de crímenes de Estado.

Queda así demostrado el poder arrollador de los intereses corporativos, que avanzan sobre el interés de las comunidades que habitan los territorios afectados, alteran el medio ambiente, y en el camino a sus objetivos, cuentan con el apoyo – conocido o no – de fuerzas oscuras que amenazan a periodistas ciudadanos como Bladimir Sánchez.

Sánchez tiene en la comunicación su arma para enfrentar lo que para él y su comunidad es una suma de atropellos.


Este es el video por el que Bladimir Sánchez fue amenazado:


Más vídeos denuncia de Bladimir Sánchez sobre este asunto:

Emgesa con licencia para matar

Video del Quimbo que el Gobierno y Emgesa no quieren que veamos

Emgesa genocida de la naturaleza

Quimbo: Emgesa nos quitó la comida

Quimbo Huila, vereda la honda

¡Terrorismo ecológico y agroalimentario en el Huila!

En El Quimbo las cosas resultaron peor que las advertencias

Artículo original en Bottup: Periodismo ciudadano y redes sociales se enfrentan al desalojo de campesinos en Colombia


Los Estados miembro de la OEA aprobaron unas recomendaciones que debilitarían el funcionamiento de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión
Es quizás la evidencia del temor de algunos gobiernos frente a la expresión libre de ciudadanos inconformes

Periodista ciudadano autor: Andrés Monroy Gómez Editado por: Redacción Bottup

Por Andrés Monroy Gómez*
@AndresMonroyG


En 2003, los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) reconocían en un documento que “la democracia se fortalece con el pleno respeto a la libertad de expresión, al acceso a la información y a la libre difusión de las ideas, y que todos los sectores de la sociedad, incluyendo los medios de comunicación a través de la información plural que difunden a la ciudadanía, pueden contribuir a un ambiente de tolerancia de todas las opiniones, propiciar una cultura de paz, y fortalecer la gobernabilidad democrática…”.1

Sin embargo ocho años después, en el seno del Consejo Permanente de la OEA se aprobó un documento que evidencia un cambio de postura frente a la libertad de expresión. El 25 de enero, por unanimidad fue aceptado el ‘Informe del Grupo de Trabajo Especial de Reflexión sobre el Funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el Fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH)’. 2

“¿Coincide esta nueva postura de los gobiernos con la avalancha de iniciativas que, bajo las banderas de protección a la propiedad intelectual o legislaciones internas, propone restricciones al tráfico de información en la red?”

¿Coincide esta nueva postura de los gobiernos con la avalancha de iniciativas que, bajo las banderas de protección a la propiedad intelectual o legislaciones internas, propone restricciones al tráfico de información en la red?

Este informe, que será trasladado a los cancilleres de los países integrantes de la OEA, contiene unas recomendaciones que, según denuncias de organizaciones de la sociedad civil, buscan limitar los mecanismos de protección consagrados en el Sistema y aspectos de la elaboración de los informes anuales de la CIDH.

Uno de los aspectos más preocupantes es la idea de restringir las labores y financiación de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (en adelante la Relatoría) 3. Uno de los límites propuestos, es que la Relatoría no publique por separado su informe anual, además de abstenerse de buscar financiación de manera independiente, ajustándose a los mismos recursos que las otras relatorías y finalmente, la implementación de un “código de conducta previamente definido por los países miembros”.

La propuesta de recomendaciones fue hecha por el gobierno ecuatoriano y respaldado principalmente por el venezolano, países seriamente cuestionados por sus posturas frente a la libertad de expresión y objeto de contundentes comunicados de parte de la Relatoría. Los mandatarios de ambos países han manifestado en anteriores ocasiones su animadversión frente al papel de la CIDH. Algunos críticos han afirmado que esta iniciativa de reforma al Sistema Interamericano en un aparente esfuerzo para “fortalecerlo”, es una contradicción de parte de gobiernos que han impulsado la creación de otros órganos regionales al margen de la OEA (como Unasur), acusándola de obedecer directrices impartidas desde Washington.

Ante estas críticas, debe advertirse que las actividades desarrolladas por la Relatoría desvirtúan los argumentos que, desde diferentes posturas ideológicas, pretenden sembrar un manto de duda sobre su papel de defensa del derecho a expresarse libremente. Por ejemplo, en el caso de Ecuador, la Relatoría se pronunció entre 20102011 en cinco oportunidades, en todos los casos

Las críticas al nuevo informe se centran en la idea de la restricción de las labores y la financiación de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión

por el uso de mecanismos judiciales para presionar a periodistas. Por otra parte, en el caso de Colombia, en 2011 se pronunció una vez, condenando el asesinato de un periodista, y en 2010 se pronunció en cuatro oportunidades, especialmente por agresiones contra periodistas. Además, la Relatoría articula su labor con los relatores de otros organismos internacionales, para abordar temas de importancia mundial, lo que puede observarse en las Declaraciones Conjuntas, la última de ellas promoviendo la libertad de expresión en Internet.

Adicionalmente, en los informes anuales se incluye un capítulo especial sobre el estado de la libertad de expresión en la región, analizando cada uno de los países miembros de la OEA, haciendo públicas las actividades propias del mandato de la Relatoría.

Más que una iniciativa, que según los embajadores ante la OEA es para “fortalecer el Sistema Interamericano”, puede ser una muestra del temor frente a pueblos inconformes que se expresan libremente.

En el informe aprobado, se propone el fortalecimiento financiero del Sistema Interamericano. Sin embargo, la restricción a la posibilidad de buscar financiación independiente puede resultar en una nivelación por lo bajo en lugar de un mejoramiento de las condiciones financieras de todas las relatorías.

En un comunicado conjunto, las organizaciones internacionales Reporteros Sin Fronteras (RSF) y la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc) rechazaron esta iniciativa, señalando que “La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión no es un juguete político”.

Por su parte, la Federación Internacional de Derechos Humanos envió una carta a la OEA, expresando su preocupación al considerar que “estas tres recomendaciones ponen en peligro la existencia misma de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, cuando ésta se ha revelado una herramienta fundamental en la lucha contra la impunidad, la criminalización de la protesta, la censura y la discriminación”.

“Estas tres recomendaciones ponen en peligro la existencia misma de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, cuando ésta se ha revelado una herramienta fundamental en la lucha contra la impunidad, la criminalización de la protesta, la censura y la discriminación”

En el plano colombiano, la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper) expresó su “total desacuerdo y rechazo a cualquier iniciativa que pretenda debilitar o neutralizar la acción del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH), concretamente de sus instrumentos de defensa de la libertad de expresión en las Américas”. Luego de hacer un llamado a los Estados parte de la OEA, y especialmente al gobierno colombiano a oponerse a este tipo de iniciativas, Fecolper recordó que la Relatoría “es uno de los instrumentos más eficaces con los que cuenta América Latina para la defensa de la libertad de expresión, que antes que ser debilitada debe ser fortalecida y blindada dentro del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, toda vez que pese a ser la más reciente de las relatorías creadas por la CIDH, ha cumplido un papel vigoroso en el cumplimiento de su misión, incluso ha gestionado por fuera de la OEA los recursos para su funcionamiento, convirtiéndose en la última puerta que tocan los periodistas del continente que ven amenazada su libertad informativa, así como en la última talanquera para gobiernos autoritarios que quieren imponer una mordaza a la prensa independiente en sus respectivos países”.

A pesar de este llamado del gremio periodístico, la postura del embajador colombiano fue decepcionante. Así lo hicieron ver diferentes organizaciones de la sociedad civil, quienes en un comunicado conjunto afirmaron que “si bien la delegación colombiana, encabezada por el embajador, Luis Alfonso Hoyos, resaltó el respeto que tiene Colombia por la libertad de expresión y recordó la importancia de este derecho para la democracia, también destacó que las recomendaciones ‘son positivas’ y no defendió explícitamente el papel que ha jugado la Relatoría en la defensa, garantía y protección de la libertad de expresión en la Región”.

Esta decepción es más fuerte para quienes veían en el actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, un aliado de los medios de comunicación, por ser miembro de una familia tradicionalmente vinculada a uno de los principales periódicos del país. Quizás no debía esperarse mucho al analizar algunos antecedentes no tan lejanos, especialmente durante su gestión como ministro de defensa en el gobierno de Álvaro Uribe.

Sin embargo, dado el nuevo lenguaje del Ejecutivo con la sociedad colombiana a partir del cambio

A pesar del apoyo manifestado expresamente por el Juan Manuel Santos a la libertad de expresión, la delegación colombiana apoyó las recomendaciones del informe

de gobierno, se construyeron muchas expectativas. En un discurso pronunciado en octubre del 2011, Santos señaló: “(…) es un compromiso esencial de nuestro gobierno –un compromiso que, como periodista, me sale del alma– garantizar y proteger la libertad de expresión y a los medios de comunicación y los periodistas que cumplen una labor esencial al fiscalizar y pedir cuentas a las instituciones estatales. He dicho que el periodismo independiente y crítico es el perro guardián de la sociedad; es como la ducha de agua fría de los gobernantes, que nos mantiene alerta y despiertos y nos impide dormirnos sobre los laureles”.

También, durante la 66ª Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Santos afirmó: “He venido aquí a reafirmar como Presidente de Colombia mi compromiso con la libertad de prensa en el país y en la región. Reafirmar un compromiso que he mantenido durante toda mi vida pública y mi vida como periodista”.

Al igual que las palabras de la Declaración de Santiago con las que comienza este artículo, el Presidente Santos olvidó cumplir ese compromiso con la libertad de expresión en la región. Su embajador ante la OEA, heredado del anterior gobierno, participó en la votación que aprobó esas recomendaciones, mientras se proclamaba respetuoso de la libertad de expresión ante los medios de comunicación.

El temor compartido por periodistas y ciudadanos en general se sintetiza en que al debilitar la estructura y capacidad de acción de la Relatoría, está en juego la libertad de expresión en las Américas.

Debe considerarse que lo que está en riesgo no es solamente uno de los mecanismos más efectivos para la protección de periodistas. La Relatoría protege a cualquier ciudadano que vea amenazado su derecho a la libre expresión en sus diferentes manifestaciones. ¿Habrá temor a una ‘Primavera latinoamericana’?

Andrés Monroy Gómez
Coordinador del Proyecto Sociedad Informada
http://www.proyecto-si.blogspot.com/

______________________________________

1. “Declaración de Santiago sobre Democracia y confianza ciudadana: un nuevo compromiso de gobernabilidad para las Américas” AG/DEC. 31 XXXIII-O/03, suscrita por los Ministros de Relaciones Exteriores y Jefes de Delegación de los países miembros de la OEA, en Santiago de Chile, durante el 33 período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA (2003).

2. Consejo Permanente de la OEA aprobó el Informe del Grupo de Trabajo sobre el Fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.
En http://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=C-1040/12

3. La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión es una oficina permanente e independiente que actúa dentro del marco y con el apoyo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuyos objetivos son la defensa hemisférica del derecho a la libertad de pensamiento y de expresión, considerando su papel fundamental en la consolidación y desarrollo del sistema democrático.

Artículo original en Bottup: Alianza gubernamental contra la libertad de expresión: ¿temor a una ‘primavera latinoamericana’?