Tu noticia es la noticia

Las nuevas tecnologías son el aliado perfecto de una sociedad indignada con la realidad que les ha tocado vivir.

Cada vez son más numerosas las plataformas que permiten al ciudadano alzar su voz en busca de respuestas denunciando, apoyando alguna denuncia, convocando acciones o buscando financiación para llevar algún proyecto a cabo

Periodista ciudadana autora: Ana Cubilla Leivas Editado por: Redacción Bottup


La realidad apremia. Igual de rápido que evolucionan las nuevas tecnologías, surgen nuevas redes sociales y la nube se convierte en el espacio hacia el que todo el mundo mira, los movimientos sociales hacen de Internet su lugar. Desde la eclosión de la Primavera Árabe y el posterior levantamiento en occidente a través de plataformas como Democracia Real YaToma la CalleOccupy Wall Street, son más las herramientas de empoderamiento y participación ciudadana que surgen en las redes como mecanismo de resorte para una sociedad atravesada por una crisis de la cual no se sienten directamente responsables.

Los movimientos sociales hacen de Internet su lugar, creando herramientas de empoderamiento y participación ciudadana

La razón de que Internet sea el espacio ideal para que la sociedad encuentre una salida a su frustración no es otra que el hecho de que “la Red permite saltarse la estructura de control del Estado”, como bien apunta Antonio Miguel Nogués, Director del Departamento de Ciencias Sociales y Humana de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Internet es un mundo de posibilidades en el cual las fronteras, legislaciones y normativas se licuan. “El Estado como forma de organización sociopolítica es saber cuántos somos y quiénes somos para poder gestionar las diferencias”, explica Antonio Miguel Nogués, de ahí los continuos intentos por parte de los gobernantes de establecer leyes que regulen el uso que los ciudadanos hacen de Internet, como son la Ley Sinde en España o la Ley SOPA en Estados Unidos.

Internet se presenta como la oportunidad de democratizar la información al albergar múltiples voces y permitir contar lo que pasa a cualquier ciudadano. Sin embargo, un ‘click’ no es suficiente. Para Merche Negro, conocida como @pintiparada y alma  de @vudeo_org, el ‘clickactivismo’ puede generar resignación: “Es innegable la llamada de atención y apertura de opciones que nos da nuestra vida online pero, es una herramienta”. Así, a pesar del crecimiento de Change.org (plataforma a la que se ha unido Actuable.es) de dos millones de usuarios al mes, según recogía lainformación.com hace poco más de un mes “el cambio real sigue siendo analógico, y de momento no se ha conseguido”, afirma @pintiparada.

Lo complicado en muchos casos del activismo en la nube es convertir lo virtual en algo tangible. Conseguir que la democracia participativa que se defiende en la red sea efectiva, aunque sea en pequeñas parcelas del día a día de cada ciudadano. Para ello plataformas como Fixmedia.orgIwantoNotecalles.orgVúdeoTuderechoasaber.esMifirmaChange.orgPropongo de tomalaplaza… intentan abrirse paso.

Para impulsar esa democracia participativa han nacido numerosas iniciativas: Fixmedia.org, Iwanto, Notecalles.org, Vúdeo, Tuderechoasaber.es, Mifirma, Change.org, Propongo…

Vúdeo es una iniciativa “pegada al ciudadano, que intenta ofrecer espacios de debate público tratando de conectar el mundo online con el offline para que todo el conocimiento, reflexiones e ideas que se generan tengan un impacto real”, explica @pintiparada. El proyecto más ambicioso en estos dos años de andadura ha sido el panel de expertos que respondió a las preguntas planteadas por los usuarios. Noam Chomsky, Arcadi Oliveres, Joaquín Reyes, Nacho Escolar, Kristinn Hrafnsson (portafoz de Wikileaks), Joan Herrera y Boti Gracía Rodrigo ofrecieron su punto de vista a cuestiones como: ¿Tenemos que participar en las reglas del juego para cambiar las reglas del juego?, ¿algún -ismo (capitalismo, comunismo, anarquismo) soluciona la situación actual? o ¿estamos en manos de los poderes financieros?

Para Pau Llop, emprendedor nato y responsable de iniciativas como Fixmedia.orgBottup, el papel del consumidor, del ciudadano, está cambiando de forma rápida y drástica: “el ciudadano cada vez es más activo y con ello más inmune al marketing tradicional, que es la gasolina del motor consumista”. Esta es quizá una de las razones por la cual nace Fixmedia.org, un proyecto en busca de financiación a través de crowfundig en Goteo.org, que busca hacer un trabajo de comprobación de datos distribuido de las noticias publicadas por los medios online. De esta forma, los lectores podrán contribuir a la construcción de la opinión pública y con ello de la democracia, una democracia en este caso participativa. Como bien explican en la web de Goteo el objetivo de Fixmedia.org es ser un primer paso decisivo en la mejora del periodismo a través de la inteligencia colectiva en un momento en el que el periodismo no atraviesa su mejor momento. “Los periodistas tenemos que tener claro que no tiene ningún sentido hacer nuestro trabajo sin contar con la gente”, apunta Pau Llop, “Fixmedia será un lugar netamente constructivo, el taller de chapa y pintura que necesita nuestro periodismo”. Y es que “el ciudadano ya no se conforma con leer un titular a las diez de la mañana”, explica @pintiparada: “Sabe que la noticia se amplia, complementa, contradice y anula a sí misma en unas horas y quiere participar en el proceso: la comparte, la comenta, la completa”.

Vúdeo es busca conectar el mundo online y offline, y Fixmedia.org pretende contribuir a la construcción de la opinión publica a través del control de los medios

Las relaciones sociales están evolucionando según evolucionan los medios a través de los cuales ellas toman forma. Ya lo decía Marshall McLuhan, “el medio es el mensaje”. Para muchos sigue siendo alucinante poder enviar un whats up y entablar una conversación en tiempo real con el otro lado del mundo cuando hace unos días escribían un telegrama o mandaban un fax. La cotidianidad nos impide ver lo asombroso del momento que vivimos. “Mientras Internet siga siendo neutral, mientras siga habiendo hackers tecnológicos y sociales, mientras no se destruya por completo el acceso a una buena educación y al conocimiento, la sociedad seguirá encontrando de forma natural nuevas formas de hacerse escuchar”, expone Pau Llop.

Ilustración: La goma elástica

Artículo original en Bottup: Acción social en la nube: activismo y acción social en red


Los Estados miembro de la OEA aprobaron unas recomendaciones que debilitarían el funcionamiento de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión
Es quizás la evidencia del temor de algunos gobiernos frente a la expresión libre de ciudadanos inconformes

Periodista ciudadano autor: Andrés Monroy Gómez Editado por: Redacción Bottup

Por Andrés Monroy Gómez*
@AndresMonroyG


En 2003, los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) reconocían en un documento que “la democracia se fortalece con el pleno respeto a la libertad de expresión, al acceso a la información y a la libre difusión de las ideas, y que todos los sectores de la sociedad, incluyendo los medios de comunicación a través de la información plural que difunden a la ciudadanía, pueden contribuir a un ambiente de tolerancia de todas las opiniones, propiciar una cultura de paz, y fortalecer la gobernabilidad democrática…”.1

Sin embargo ocho años después, en el seno del Consejo Permanente de la OEA se aprobó un documento que evidencia un cambio de postura frente a la libertad de expresión. El 25 de enero, por unanimidad fue aceptado el ‘Informe del Grupo de Trabajo Especial de Reflexión sobre el Funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el Fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH)’. 2

“¿Coincide esta nueva postura de los gobiernos con la avalancha de iniciativas que, bajo las banderas de protección a la propiedad intelectual o legislaciones internas, propone restricciones al tráfico de información en la red?”

¿Coincide esta nueva postura de los gobiernos con la avalancha de iniciativas que, bajo las banderas de protección a la propiedad intelectual o legislaciones internas, propone restricciones al tráfico de información en la red?

Este informe, que será trasladado a los cancilleres de los países integrantes de la OEA, contiene unas recomendaciones que, según denuncias de organizaciones de la sociedad civil, buscan limitar los mecanismos de protección consagrados en el Sistema y aspectos de la elaboración de los informes anuales de la CIDH.

Uno de los aspectos más preocupantes es la idea de restringir las labores y financiación de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (en adelante la Relatoría) 3. Uno de los límites propuestos, es que la Relatoría no publique por separado su informe anual, además de abstenerse de buscar financiación de manera independiente, ajustándose a los mismos recursos que las otras relatorías y finalmente, la implementación de un “código de conducta previamente definido por los países miembros”.

La propuesta de recomendaciones fue hecha por el gobierno ecuatoriano y respaldado principalmente por el venezolano, países seriamente cuestionados por sus posturas frente a la libertad de expresión y objeto de contundentes comunicados de parte de la Relatoría. Los mandatarios de ambos países han manifestado en anteriores ocasiones su animadversión frente al papel de la CIDH. Algunos críticos han afirmado que esta iniciativa de reforma al Sistema Interamericano en un aparente esfuerzo para “fortalecerlo”, es una contradicción de parte de gobiernos que han impulsado la creación de otros órganos regionales al margen de la OEA (como Unasur), acusándola de obedecer directrices impartidas desde Washington.

Ante estas críticas, debe advertirse que las actividades desarrolladas por la Relatoría desvirtúan los argumentos que, desde diferentes posturas ideológicas, pretenden sembrar un manto de duda sobre su papel de defensa del derecho a expresarse libremente. Por ejemplo, en el caso de Ecuador, la Relatoría se pronunció entre 20102011 en cinco oportunidades, en todos los casos

Las críticas al nuevo informe se centran en la idea de la restricción de las labores y la financiación de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión

por el uso de mecanismos judiciales para presionar a periodistas. Por otra parte, en el caso de Colombia, en 2011 se pronunció una vez, condenando el asesinato de un periodista, y en 2010 se pronunció en cuatro oportunidades, especialmente por agresiones contra periodistas. Además, la Relatoría articula su labor con los relatores de otros organismos internacionales, para abordar temas de importancia mundial, lo que puede observarse en las Declaraciones Conjuntas, la última de ellas promoviendo la libertad de expresión en Internet.

Adicionalmente, en los informes anuales se incluye un capítulo especial sobre el estado de la libertad de expresión en la región, analizando cada uno de los países miembros de la OEA, haciendo públicas las actividades propias del mandato de la Relatoría.

Más que una iniciativa, que según los embajadores ante la OEA es para “fortalecer el Sistema Interamericano”, puede ser una muestra del temor frente a pueblos inconformes que se expresan libremente.

En el informe aprobado, se propone el fortalecimiento financiero del Sistema Interamericano. Sin embargo, la restricción a la posibilidad de buscar financiación independiente puede resultar en una nivelación por lo bajo en lugar de un mejoramiento de las condiciones financieras de todas las relatorías.

En un comunicado conjunto, las organizaciones internacionales Reporteros Sin Fronteras (RSF) y la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc) rechazaron esta iniciativa, señalando que “La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión no es un juguete político”.

Por su parte, la Federación Internacional de Derechos Humanos envió una carta a la OEA, expresando su preocupación al considerar que “estas tres recomendaciones ponen en peligro la existencia misma de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, cuando ésta se ha revelado una herramienta fundamental en la lucha contra la impunidad, la criminalización de la protesta, la censura y la discriminación”.

“Estas tres recomendaciones ponen en peligro la existencia misma de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, cuando ésta se ha revelado una herramienta fundamental en la lucha contra la impunidad, la criminalización de la protesta, la censura y la discriminación”

En el plano colombiano, la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper) expresó su “total desacuerdo y rechazo a cualquier iniciativa que pretenda debilitar o neutralizar la acción del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH), concretamente de sus instrumentos de defensa de la libertad de expresión en las Américas”. Luego de hacer un llamado a los Estados parte de la OEA, y especialmente al gobierno colombiano a oponerse a este tipo de iniciativas, Fecolper recordó que la Relatoría “es uno de los instrumentos más eficaces con los que cuenta América Latina para la defensa de la libertad de expresión, que antes que ser debilitada debe ser fortalecida y blindada dentro del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, toda vez que pese a ser la más reciente de las relatorías creadas por la CIDH, ha cumplido un papel vigoroso en el cumplimiento de su misión, incluso ha gestionado por fuera de la OEA los recursos para su funcionamiento, convirtiéndose en la última puerta que tocan los periodistas del continente que ven amenazada su libertad informativa, así como en la última talanquera para gobiernos autoritarios que quieren imponer una mordaza a la prensa independiente en sus respectivos países”.

A pesar de este llamado del gremio periodístico, la postura del embajador colombiano fue decepcionante. Así lo hicieron ver diferentes organizaciones de la sociedad civil, quienes en un comunicado conjunto afirmaron que “si bien la delegación colombiana, encabezada por el embajador, Luis Alfonso Hoyos, resaltó el respeto que tiene Colombia por la libertad de expresión y recordó la importancia de este derecho para la democracia, también destacó que las recomendaciones ‘son positivas’ y no defendió explícitamente el papel que ha jugado la Relatoría en la defensa, garantía y protección de la libertad de expresión en la Región”.

Esta decepción es más fuerte para quienes veían en el actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, un aliado de los medios de comunicación, por ser miembro de una familia tradicionalmente vinculada a uno de los principales periódicos del país. Quizás no debía esperarse mucho al analizar algunos antecedentes no tan lejanos, especialmente durante su gestión como ministro de defensa en el gobierno de Álvaro Uribe.

Sin embargo, dado el nuevo lenguaje del Ejecutivo con la sociedad colombiana a partir del cambio

A pesar del apoyo manifestado expresamente por el Juan Manuel Santos a la libertad de expresión, la delegación colombiana apoyó las recomendaciones del informe

de gobierno, se construyeron muchas expectativas. En un discurso pronunciado en octubre del 2011, Santos señaló: “(…) es un compromiso esencial de nuestro gobierno –un compromiso que, como periodista, me sale del alma– garantizar y proteger la libertad de expresión y a los medios de comunicación y los periodistas que cumplen una labor esencial al fiscalizar y pedir cuentas a las instituciones estatales. He dicho que el periodismo independiente y crítico es el perro guardián de la sociedad; es como la ducha de agua fría de los gobernantes, que nos mantiene alerta y despiertos y nos impide dormirnos sobre los laureles”.

También, durante la 66ª Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Santos afirmó: “He venido aquí a reafirmar como Presidente de Colombia mi compromiso con la libertad de prensa en el país y en la región. Reafirmar un compromiso que he mantenido durante toda mi vida pública y mi vida como periodista”.

Al igual que las palabras de la Declaración de Santiago con las que comienza este artículo, el Presidente Santos olvidó cumplir ese compromiso con la libertad de expresión en la región. Su embajador ante la OEA, heredado del anterior gobierno, participó en la votación que aprobó esas recomendaciones, mientras se proclamaba respetuoso de la libertad de expresión ante los medios de comunicación.

El temor compartido por periodistas y ciudadanos en general se sintetiza en que al debilitar la estructura y capacidad de acción de la Relatoría, está en juego la libertad de expresión en las Américas.

Debe considerarse que lo que está en riesgo no es solamente uno de los mecanismos más efectivos para la protección de periodistas. La Relatoría protege a cualquier ciudadano que vea amenazado su derecho a la libre expresión en sus diferentes manifestaciones. ¿Habrá temor a una ‘Primavera latinoamericana’?

Andrés Monroy Gómez
Coordinador del Proyecto Sociedad Informada
http://www.proyecto-si.blogspot.com/

______________________________________

1. “Declaración de Santiago sobre Democracia y confianza ciudadana: un nuevo compromiso de gobernabilidad para las Américas” AG/DEC. 31 XXXIII-O/03, suscrita por los Ministros de Relaciones Exteriores y Jefes de Delegación de los países miembros de la OEA, en Santiago de Chile, durante el 33 período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA (2003).

2. Consejo Permanente de la OEA aprobó el Informe del Grupo de Trabajo sobre el Fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.
En http://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=C-1040/12

3. La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión es una oficina permanente e independiente que actúa dentro del marco y con el apoyo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuyos objetivos son la defensa hemisférica del derecho a la libertad de pensamiento y de expresión, considerando su papel fundamental en la consolidación y desarrollo del sistema democrático.

Artículo original en Bottup: Alianza gubernamental contra la libertad de expresión: ¿temor a una ‘primavera latinoamericana’?


OPINIÓN / Los intereses de las operadoras y gigantes como Google pueden dinamitar el ‘status quo’ actual de Internet, expulsando de la Red la voluntad de sus usuarios

Aprende qué es la neutralidad de la Red, por qué es tan importante para tí y cómo puedes defenderla

Periodista ciudadano autor: Pau Llop

Los ISP o operadoras tiran de la misma cuerda y en dirección contraria a todos los demás

Los ISP o operadoras tiran de la misma cuerda y en dirección contraria a todos los demás

La neutralidad de la Red está en peligro. Asistimos, tranquilamente, al secuestro de la tantas veces anunciada Sociedad del Conocimiento. Si los intereses del lobby de las ‘telecos’ acaban imponiéndose, la sociedad civil se verá expulsada de uno de los mejores inventos de la humanidad, que hasta hoy -además- había crecido con el alimento y el cuidado colectivo.

Para acceder a Internet basta con pagar a una operadora o ISP para que nos de acceso. Pero sólo eso. La Red no le pertenece. ¿Es Barcelona propiedad de la concesionaria de la autopista por la que llegas a la ciudad? Ya llevaba un tiempo calentándose, pero desde el acuerdo de Google con Verizonlos nuevos avisos de Telefónica, el debate hierve e inicia su punto de no retorno hacia dos posibles finales: uno donde se regule por ley la neutralidad de la Red u otro donde seamos expulsados para siempre de este invento que entre todos amamantamos.

Si los intereses de las ‘telecos’ acaban imponiéndose, la sociedad civil se verá expulsada de Internet, que hasta hoy había crecido con el alimento y el cuidado colectivo

Desde su nacimiento, y sobre todo desde su bautizo con la World Wide Web a principios de los años 90, Internet se ha gestionado de forma deliciosamente anárquica. Para los asustados: ¿acaso no han sido buenos los frutos? Mandamos correos instantáneos sin sello, consultamos información al minuto con el móvil y sin talar árboles, reservamos viajes y compramos cosas, leemos libros antiguos o descatalogados y encontramos chismes imposibles, nos ilustramos con el océano de conocimiento colaborativo de la Wikipedia o nos instruimos con la universidad online. Hasta tenemos tiempo de acceder a Tuenti para ver qué hacen nuestros amigos.

Precisamente Tuenti podría no haberse desarrollado en una Red no neutral. Imaginemos que la operadora Movistrella, a quien pagas cada mes por acceder a Internet, tiene su propia red social, Kataka. Si quieres entrar a actualizar tu perfil en Kataka, Moviestrella te pone una autovía de 10 carriles. Si, por el contrario, decides ir a ver esa nueva red social que están desarrollando un grupito de jóvenes con muchos menos recursos pero inteligentes, emprendedores y con mucho talento, mucho más que todos los ejecutivos de Movistrella, ésta te pondrá una carretera comarcal plagada de lentos tractores y baches.

Por favor, dedícale dos minutos a este vídeo para verlo un poco más gráficamente:
¿Qué es la neutralidad de la Red?

Las marcas y servicios que vemos en el vídeo las conocemos y usamos millones de personas en el mundo. Pero hubo un día en que tan sólo eran sueños de un grupito de emprendedores con talento y con pocos recursos. Las pocas barreras del Internet neutral les permitieron desarrollar sus proyectos, obtener inversión (¿quién invertiría en proyectos ajenos a los intereses de las operadoras en una red no neutral?) y crear grandes empresas que emplean a decenas de miles de personas cualificadas y expanden la innovación y la creatividad.

En una Red no neutral como la que proponen las operadoras, son ellas quienes deciden qué contenidos y qué servicios podemos o no consumir. Se acabó compartir, crear, colaborar

El debate, reimpulsado por Telefónica de nuevo, se centra ahora en las tarifas: “que pague más quien más consuma”. Proponen acabar con la tarifa plana con la absurda excusa de que hay gente que “usa mucho la red” y otros “que sólo miran el correo”. Es el primer paso. Si aceptamos eso con el pensamiento de “total, yo no me descargo películas”, la Red habrá dejado de ser neutral en su primer grado y pronto vendrá el control sobre la Red en sí misma en beneficio del negocio de las operadoras y sus accionistas.

En una Internet no neutral, Google podría no existir, y quizá nos tendríamos que haber conformado con Olé-Terra o Altavista. No hablemos de Gmail, de Facebook, de Twitter. En una Red no neutral como la que proponen las operadoras, son ellas quienes deciden qué contenidos y qué servicios podemos o no consumir (sólo consumir: se acabó compartir, crear, colaborar).

Muy difícil lo tendrían, por ejemplo, los medios de comunicación independientes, no digamos ya los que fueran sin ánimo de lucro, como Periodismohumano.com o este mismo Bottup. ¿Con qué dinero íbamos a pagar el peaje de las operadoras? Quizá grandes grupos como Prisa, Vocento o Unidad Editorial sí pudieran. Desde luego, no existiríaWikileaks, y volveríamos a la estricta verticalidad de los medios de comunicación de masas del siglo XX, aunque en un medio más ubícuo, perfecto para trasladar mensajes impolutos, libres del manoseo de la plebe.

La Internet neutral ha sido hasta hoy una herramienta que nos ha permitido hacer muchas cosas: desde reinventar el periodismo hasta revolucionar el comercio, desde permitir reecontrar viejos conocidos en Facebook a enterarnos de secretos y mentiras con que los Estados contaminaron a la opinión pública. Internet nos permite encontrar sinergias y colaborar para ser la sociedad que queremos ser, pasando -por fin- por encima de patrones impuestos por cualquier poder establecido. Nos organizamos bien en Internet, nos sentimos cómodos. Y libres.

El fin de la neutralidad de la Red supondría dejar a un lado el camino hacia esa Sociedad del Conocimiento cuya industria pareja, según nuestros gobernantes, tenía que ser la sustituta del ladrillo tras la crisis

En una Internet sin neutralidad, nos tendríamos que conformar con lo que ya hay o lo que las ‘privilegiadas’ mentes creadoras del ‘Kataka’ tuvieran a bien inventar. Se acabaría paulatinamente con el emprendimiento y la innovación: ¿quién podría lanzarse a ello? ¿Quién pondría dinero en un proyecto incipiente, que aún no contara con el beneplácito de la operadora o que, peor aún, viniera a mejorar con creces un producto o servicio de esa propia operadora? El fin de la neutralidad de la Red supondría un cambio de rumbo en nuestra historia, dejando a un lado el camino hacia esa Sociedad del Conocimiento cuya industria pareja, según nuestros gobernantes, tenía que ser la sustituta del ladrillo tras la crisis.

Por otro lado, ¿alguien cree en la buena voluntad de Telefónica (oigan a su presidente, por favor)? ¿Alguien en la de ese gigante cuya piel de cordero rompe sus costuras, Google? ¿En serio queda alguien que confíe en que losgobernantes, al menos los nacionales, vayan a hacer como sus homólogos chilenos y aprueben una ley que regule para siempre la neutralidad de la Red?

Señores, vamos a estar solos en esta batalla. Solos, pero somos muchos, muchos más que ellos. Hoy, se acerca, está llegando, el momento de usar esa herramienta para algo más que todo lo anterior: para salvarla. Tenemos en nuestras manos el instrumento más sofisticado y -a la vez- más sencillo y eficaz de toda nuestra historia evolutiva. Y aún nos pertenece. Que no llegue el aciago día en que tengamos que explicarle a nuestros hijos cómo fue que nos lo dejamos arrebatar.

¿Qué puedo hacer yo?

  • Si tienes un blog o algún otro espacio de publicación, infórmate y escribe sobre la importancia de la neutralidad de la Red
  • Si usas Facebook, Tuenti, Twitter, etc., escribe mensajes a favor de la neutralidad de la Red y pasa enlaces a documentos, vídeos o noticias que expliquen la importancia de su defensa. Si te llegan mensajes de este tipo a tí, compártelos con tus amigos en estas redes.
  • Cuando oigas en el telediario o en la radio algo sobre el tema, coméntalo con tus acompañantes y explícales qué es y por qué es tan importante la neutralidad de la Red. Hazlo en cualquier conversación en la que creas que encaja el tema, no te limites al ámbito digital.
  • La Comisión Europea para la Sociedad de la Información está realizando una consulta pública para obtener el punto de vista de todos los actores, incluídos los ciudadanos, sobre la neutralidad de la Red, a fin de cimentar un debate institucional posterior en el seno de la UE. Puedes descargarte el cuestionario y responderlo de forma favorable para la neutralidad de la Red y enviarlo antes del 30 de septiembre. Reenvíalo también a tus contactos.
  • Si eres un concejal de ayuntamiento, propón que el municipio declare su apoyo a la regulación por ley de la Neutralidad de la Red y el acceso abierto a la misma como un derecho universal de cualquier ciudadano.
  • Si eres un diputado autonómico, propón una propuesta de ley autonómica en el mismo sentido.
  • Si eres un diputado nacional, no estaría mal que vieras cómo lo hicieron en Chile y prepararas una propuesta de ley en el mismo sentido para que la ciudadanía volviera a tener esperanza de que estáis ahí por y para nosotros.

Artículo original en Bottup: ¿Por qué necesitas la neutralidad de la Red?


REPORTAJE / El 25 y 26 de mayo se desarrolló en Madrid el II Asia Geek, donde se analizaron la vida digital y tendencias urbanas de varios países asiáticos. China, con la mayor y más dinámica comunidad de internautas, ha desarrollado un Internet con una enorme influencia en los medios tradicionales y el Gobierno

Periodista ciudadano autor: Daniel Méndez Editado por: Redacción Bottup


Las imágenes que desataron el caso Xilige

Las imágenes que desataron el caso Xilige

Beijing (China). El caso Xilige es buen ejemplo para comprender la dimensión y el poder que ha alcanzado Internet en China. En febrero de este año, un internauta colgó en un fórum dos imágenes de una persona sin hogar en Ningbo, en el sur del país. En menos de 24 horas su entrada recibió más de 700.000 visitas y 4.000 comentarios, todos ellos fascinados por el atractivo de este vagabundo y su estilo a la hora de vestir. Le apodaron Xilige (mirada profunda) y sus fotos corrieron como la pólvora por miles de blogs y páginas webs, donde fue calificado como ‘el mendigo más guapo de China’. A los pocos días, su popularidad traspasó las fronteras de la Red y llegó a los medios de comunicación de forma espectacular: las televisiones de todo el país, e incluso la prensa extranjera, se peleaban día tras día para sacar la exclusiva sobre su paradero y su familia. De un fórum de Internet a estrella mediática.

No son solo muchos, sino además, muy participativos: son los mayores usuarios de blogs y redes sociales

Esta es una historia que se repite con frecuencia en la web en China, un lugar mucho más vibrante y dinámico de lo que suelen presentar los medios de comunicación. Además de su enorme poder para influir en los medios tradicionales, el caso Xilige demuestra que los fórums o BBS han capitalizado el debate en la web, que la mayoría de jóvenes sólo se informan a través de Internet y que los chinos son de los usuarios más participativos de todo el planeta.

China tiene no sólo la mayor comunidad de internautas del mundo, más de 400 millones, sino que además los usuarios chinos son los que más utilizan los blogs y redes sociales. La empresa TNS, especializada en nuevas tecnologías, publicó en diciembre de 2008 un informe en el que afirmaba que los internautas chinos eran los que pasaban más tiempo en Internet y compraban más cosas on-line. En este estudio, en el que se analizaban otros quince países, los chinos menores de 25 años empleaban un 50% de su tiempo libre en Internet y eran los que más importancia le daban a la Web en su vida diaria. No son sólo muchos, sino que además son muy participativos.

Los datos de China son del año 2010, los del resto de países de 2009. [Fuente: Wikipedia / Internet World Stats]

Los datos de China son del año 2010, los del resto de países de 2009. (Fuente: Wikipedia / Internet World Stats)

“Los blogs son el arma más poderosa que uno tiene en la vida. Son una forma de sociedad civil abierta que tenemos antes de que llegue la verdadera democracia”

Además de su enorme tamaño y su vibrante participación, el Internet chino tiene la particularidad de que los medios de comunicación tradicionales no han conseguido controlar el flujo de información. Las páginas más visitadas para leer noticias en China (Sina, Sohu, Netease...) solamente existen en Internet y no tienen ni cadenas de televisión ni medios impresos. Estos portales, en los que se recogen las noticias más interesantes publicadas por los medios y que cuentan con muchísimos otros servicios (email, twitter, fórums, blogs, etc.), han marginalizado a los medios tradicionales, que de momento han perdido la batalla en la web. Esto ayuda a potenciar un acceso más variado y abierto a la información. Es como si nadie hiciera caso al diario El País o El Mundo en la web española.

Censura versus bloggers

Las páginas más visitadas para leer noticias en China solamente existen en Internet. Es como si nadie hiciera caso al diario El País o El Mundo en la web española

Aunque la mayoría de jóvenes chinos (que son los principales usuarios intensivos de Internet) no están demasiado interesados por la política, Internet ha cambiado por completo la forma en la que el poder se relaciona con sus ciudadanos. Para empezar, el Gobierno se ha lanzado a la batalla por controlar y guiar a la opinión pública, censurando páginas, borrando directamente los contenidos que no son de su agrado, presionando a bloggers o multando a aquellas empresas que no siguen sus directrices. Como consecuencia de esto, páginas como Amnistía Internacional, Reporteros sin Fronteras, sitios sobre la masacre de Tiananmen, el Dalai Lama o el Falun Gong están bloqueados. En esta criba también han caído algunas de las webs más populares en Occidente, como Facebook, Twitter o Youtube.

A pesar de esto, Internet se ha convertido en un arma muy poderosa para presionar al Gobierno, generar debates y destapar noticias. La censura funciona relativamente bien para algunas cosas, pero es inútil cuando el interés de los internautas es demasiado grande. Como decía ya a finales de 2008 Roland Soong, autor de uno de los blogs más famosos en inglés sobre China: “Internet se ha vuelto tan grande que está fuera de todo control. ¿Cómo controlas 11 millones de páginas webs chinas? Los clásicos 30.000 policías de Internet son inútiles contra estos números”.

Un ejemplo de los muchos que suceden todas las semanas lo protagonizó hace un par de meses Han Han, probablemente el bloguero más leído del mundo y un joven que se ha convertido en el emblema de toda una generación. Tras la mudanza de Google a Hong-Kong, Han Han publicó un post en el que criticaba al mismo tiempo a los internautas chinos, a Google y al Gobierno. Su artículo fue eliminado a los pocos minutos, pero ya era demasiado tarde. A través de las RSS y de la cantidad de blogs que lo reprodujeron, sus ideas consiguieron circular por Internet sin demasiados problemas, reproducidas en decenas de páginas webs. El Gobierno puede hacer desaparecer un artículo de un blog, pero no puede acabar con el efecto multiplicador de la enorme comunidad de internautas.

Foto de Ai Wei publicada en su blog el 4 de junio de 2009, vigésimo aniversario de la matanza de Tiananmen

Foto de Ai Wei publicada en su blog el 4 de junio de 2009, vigésimo aniversario de la matanza de Tiananmen

Aunque la importancia de Internet en todo el mundo tiene unas características comunes, en China la dimensión de blogs y redes sociales es sencillamente otra cosa. Ai Weiwei, probablemente el artista y disidente más conocido del momento, se ha lanzado a exponer sus ideas y criticar al Gobierno a través de su blog. “Los blogs son el arma más poderosa que uno tiene en la vida. Son una forma de sociedad civil abierta que tenemos antes de que llegue la verdadera democracia”, ha declarado Ai Weiwei, que se hizo especialmente molesto para el Gobierno con su investigación sobre las escuelas derruidas tras el terremoto de Sichuan en 2008.

En la misma línea se mueve Kato Yoshikazu, un japonés especializado en nuevas tecnologías e Internet. “Los blogs son algo con características chinas. Es razonable decir que los blogs han cambiado este país. Hablo desde la perspectiva de un japonés que ha estado en Australia y en Estados Unidos, y en ningún lugar se parece a lo que está pasando aquí”, declaró en un encuentro entre bloggers organizado por la empresa Sohu.

La mudanza de Google a Hong-Kong

¿Ha cambiado algo de todo esto con la salida de Google del país? Casi nada. El cierre del buscador chino ha significado la pérdida de una de las empresas más exitosas del mundo, lo cual no es poco, pero a efectos prácticos los internautas de hoy tienen las misma posibilidades de acceso a la información que tenían antes. Google ya no censura los resultados de sus búsquedas, pero el trabajo lo hace ahora el Gobierno, que imposibilita abrir las páginas del buscador de Hong-Kong, como en todos los demás.

Censura: el Gobierno puede hacer desaparecer un artículo de un blog, pero no puede acabar con el efecto multiplicador de la enorme comunidad de internautas

La salida de la empresa estadounidense sí que ha puesto otros temas sobre la mesa, como por ejemplo los intereses económicos detrás de muchas de las páginas extranjeras censuradas por Pekín. El ataque de hackers desde China a las cuentas de Google fue tan sólo la gota que colmó el vaso. Antes de eso, otros servicios de la empresa estadounidense como Blogspot, Youtube o Picassa ya habían sido bloqueados.

Google se cansó de no poder desarrollar su negocio; mientras tanto, el buscador chino Baidu, líder con un 65% del mercado de búsquedas, se frotaba las manos. Lo mismo ha pasado con la censura de Facebook o Twitter, que han permitido el desarrollo de aplicaciones nacionales muy parecidas como Renren o el Twitter de Sina. Parece como si China quisiera invitar a las empresas extranjeras de Internet durante cierto tiempo, pero siempre asegurándose de que las páginas chinas (más fáciles de controlar y con mayores beneficios económicos para el país) sean las predominantes. Muchos piensan que la censura se ha convertido además en una medida económica proteccionista.

A pesar de que Internet es, sin duda, el medio por excelencia para el debate político y social, tampoco conviene sobrevalorar la influencia en el gran público. La mayoría de internautas, como en muchas partes del globo, se dedica sobre todo a participar en fórums, descargar películas y jugar on-line. La realidad mayoritaria de Internet se parece mucho más al caso Xilige que al artista Ai Weiwei.

La explosión de los vídeojuegos on-line

Es precisamente en el desarrollo de juegos para ordenador, casi siempre conectados a la Red, donde China promete aportar mucho a nivel mundial. Basta con entrar en cualquier cibercafé del país, plagados de adictos a los videojuegos, para comprender la dimensión que estos juegos han alcanzado en China.

La enorme interacción de los usuarios es precisamente una de las características de los juegos desarrollados en este país, donde se pueden intercambiar puntos, establecer relaciones entre los diferentes participantes y donde los juegos están conectados a otro tipo de servicios, como por ejemplo Tencent QQ, el servicio de mensajería instantánea más popular en China. Andy Tian, antiguo trabajador de Google y ahora mismo con su propia empresa en el sector de los videojuegos, lo tiene claro: “Muchos chinos se van a Occidente para aprender cómo se hacen algunas cosas, pero para otros sectores, como el de los videojuegos, somos los occidentales los que tenemos que venir a China”.

El rol de Internet en China está siendo tan importante por varios motivos, entre ellos el descrédito histórico de los medios tradicionales chinos, la pasión asiática por las nuevas tecnologías y una sociedad que mira hacia el futuro sin contemplaciones. Todos estos factores han creado una comunidad enorme de internautas, incontrolable, participativa, creativa y que no deja de crecer día tras día. Una comunidad con un gran poder para influir en los medios tradicionales, las tendencias sociales y el Gobierno.

Fotografías: imagen 1, imagen 2 e imagen 3

Daniel Méndez es el responsable de Zai China, Noticias ‘de verdad’ desde China

El artículo original en Bottup: Internet en China: 400 millones de comentaristas