Tu noticia es la noticia

Más de 15.000 personas participaron en la asamblea preparatoria debatiendo sobre temáticas relacionadas con los derechos humanos

Periodista ciudadana autora: Ana Luz Muñoz Editado por: Redacción Bottup

 

Trascurso de una de las sesiones

Trascurso de una de las sesiones

La asamblea preparatoria para el próximo Foro Social Mundial de 2013 en Túnez tuvo lugar del 12 al 18 de julio en la ciudad tunecina de Monastir, a la que acudieron representantes de la sociedad civil, sindicatos y asociaciones.

  • El Foro Social Mundial de 2013 será del 23 al 28 de marzo de 2013 en la capital
  • Más de 1.500 asistentes se congregaron en la asamblea de Monastir
  • Los participantes piden un Foro más plural, abierto a los nuevos movimientos y con un lenguaje y metodología renovados.

Ni la ciudad de Monastir, a unos 160 km de la capital tunecina, ni el comité organizador local, compuesto por diversos actores de la sociedad civil, se esperaban la gran afluencia de gente de todos los rincones del mundo que acudió a la asamblea preparatoria del Foro Social Mundial de 2013. Más de 1.500 personas se congregaron del 12 al 18 de julio en Monastir para debatir e intercambiar experiencias sobre diversas temáticas ligadas a los derechos humanos. También para crear nuevas perspectivas de lucha, reafirmar las protestas, y plantear una renovación del Foro Social Mundial (FSM) y del Consejo Internacional (CI).

La decisión de celebrar el Foro en Túnez se debe a ser “el corazón de la revolución que se expandió al mundo”, refiriéndose a la primavera árabe

Tanto la Asamblea preparatoria como el FSM de Túnez se sitúan en un contexto marcado por las revoluciones árabes, un debate popular importante entre Islam y política, y el auge de los movimientos sociales a nivel mundial, en los que se exige una justicia social y un cambio del sistema imperante. Los protagonistas de las protestas, es decir, los que se han movilizado pacíficamente para cambiar el orden del mundo, se han mantenido muy presentes durante todo el encuentro de Monastir, en el que no ha cesado de repetirse que el Foro Social Mundial de 2013 “se hace gracias a los mártires, a la gente que ha luchado, a los militantes, y a los que han soportado la represión”, en una especie de homenaje a todos ellos. La decisión de celebrar el Foro de 2013 en Túnez es fruto de la meditación del Consejo Internacional, que escogió el país como escenario por ser “el corazón de la revolución que se expandió al mundo”, según lo definió Chico Whitaker, co-fundador del Foro Social Mundial. El slogan elegido para el Foro Social Mundial de 2013 es ‘Une autre Tunisie est posible’ (en español: ‘Otro Túnez es posible’), haciendo referencia al de ‘Otro mundo es posible’ que se utilizó para el primer Foro Social Mundial de Porto Alegre, Brasil, en 2001.

El objetivo de esta asamblea ha sido, según el comité local organizador, “reforzar las redes existentes y preparar el terreno para nuevas articulaciones entre los movimientos sociales, elaborar un programa de acción para consolidar las luchas y la solidaridad en la región, y elaborar un plan de movilización y de acción para el FSM de 2013″, y todo ello estructurado dentro de una “dimensión internacional, africana, euro mediterránea, Maghreb-Machrek, y local”.

Durante la ceremonia de apertura, Gustave Massiah, miembro del Consejo Internacional del FSM, lanzó un mensaje a todos los asistentes, declarando que “estamos aquí para trabajar juntos por la solidaridad (…) y para hablar de cómo continuar las luchas”, dando así el pistoletazo de salida a seis días de trabajo, talleres, debates y discusiones entre los representantes de la sociedad civil, los
sindicatos y las asociaciones presentes.

Asamblea preparatoria del Foro

Asamblea preparatoria del Foro

La asamblea preparatoria de Monastir ha estado principalmente organizada por diversos actores de la sociedad civil tunecina, como la Ligue tunisienne des droits de l’Homme (LTDH), el sindicato UGTT, y le Forum Tunisien pour les droits économiques et sociaux (FTDES), así como por el Consejo Africano y el Consejo Internacional del FSM, que habían elaborado un programa del 12 al 18 que agrupaba diversos temas. Uno de ellos se centró en el eje de las migraciones en la zona del Mediterráneo, el cierre de las fronteras, los desaparecidos y los derechos de los refugiados en los países del Maghreb, que culminó con la llegada, el viernes 13 de julio, de la flotilla organizada por Boats4People al puerto tunecino de Ksibet el Mediouni, como símbolo de la solidaridad con los inmigrantes. Después de casi dos semanas de viaje, la flotilla, que había partido del norte de Italia pasando por Lampedusa (la isla italiana dentro de la ruta migratoria entre África y Europa) arribó entre aplausos de todos los asistentes y rodeada de barcos de pescadores tunecinos. Estuvieron presentes algunas de las madres de los desaparecidos en el viaje a lo que creían una vida mejor.

Otro de los ejes temáticos fue sobre los movimientos sociales en Túnez y en el mundo entero, en el que varios asistentes que participan activamente situaron su causa dentro del contexto mundial actual y hablaron de los logros que habían conseguido. Fue un encuentro con jóvenes de las revueltas tunecinas, del ‘Mouvement du 20 février’ de Marruecos, de los estadounidenses ‘Occupy Wall Street’ y de los senegaleses ‘Y en a marre’ (en español: ‘Estamos hartos’), que desprendían una gran vitalidad y muchas ganas de cambiar las cosas. Demostraron también el gran poder movilizador del que disponían en sus países, habiéndose apuntado ya diversos logros.

Hubo muchos más ejes temáticos organizados en diversos talleres. En el tema de la democracia, la ciudadanía y los derechos humanos se trató la justicia transicional en Túnez, las luchas sociales en el área de los mineros y la cuestión de la deuda. En los talleres que hubo sobre el eje de diversidad, derechos culturales, libertad de expresión y derecho a la tecnología se produjeron interesantes intercambios de información sobre la diferente situación de los países en cuanto a la misma temática, y se contó con la presencia de una de las creadoras de Radio 6, la primera radio libre tunecina que retransmitió la caída de Ben Alí.

“El objetivo es reforzar las redes existentes y preparar el terreno para nuevas articulaciones entre los movimientos sociales, elaborar un programa de acción y un plan de movilización para el FSM de 2013″

La dinámica ‘mujeres’ presentaron un ‘Rapport du Forum Social Femmes Maghreb-Machrek’ y una declaración rechazando la violencia de género. El eje de derechos económicos y sociales frente a la mundialización neoliberal y la privatización trabajó en diversos talleres sobre el tema de los jóvenes diplomados en paro, un gran problema en la zona. El tema de retos económicos, deuda y acuerdos comerciales intentó debatir cómo poner en práctica un desarrollo alternativo. Por último, en la temática de la protección del medio ambiente se intentó sacar lecciones de Rio+20 y de la Cumbre de los Pueblos.

Durante las tres últimas jornadas (el programa se alargó un día más, hasta el 18), se llevó a cabo una asamblea plenaria cuyo objetivo era hablar sobre el proceso de preparación del FSM  y en la que la gente expuso sus ideas, sus dudas y sus peticiones. Se hicieron muchas proposiciones, queda por saber si se van a realizar o si se van a quedar ahí. Por parte de los asistentes, las ideas que más se repitieron a lo largo de la asamblea fueron la de renovar el lenguaje, la metodología y la estructura del FSM y del Consejo Internacional, cambiar de estrategia y de plan de acción, hacer del Foro un espacio más plural, abierto e inclusivo a los nuevos movimientos, en el que se facilite la participación a nivel mundial, en la que se conecte la dimensión local-global, y en el que se incluya la economía solidaria. También encontrar la manera de que todos los movimientos a nivel mundial ayuden en la preparación del foro, y no sólo el comité local, y en el que se incluya las temáticas que afectan a la región en la que se celebra el Foro.

Para trabajar sobre estos temas y que las peticiones se hagan realidades se crearon tres grupos de trabajo que seguirán operacionales hasta que se celebre el Foro. El primero de ellos es la comisión metodológica y estratégica, que trabajará sobre la manera de organizar el foro y los temas que se abordarán. El segundo es la comisión de comunicación y movilización y, por último, la comisión financiera. Cada participante decidió en cuál quería formar parte, definieron los objetivos juntos y luego los
expusieron.

Llegada de la flotilla organizada por Boats4People al puerto tunecino de Ksibet el Mediouni

Llegada de la flotilla organizada por Boats4People al puerto tunecino de Ksibet el Mediouni

La comisión metodológica comunicó que trabajará por un Foro que refleje la realidad del país en el que se hace, que tenga en cuenta la dimensión regional e internacional, en el que se harán partícipes a los nuevos actores, y en el que exista una diversidad cultural, religiosa y física.  En lo que concierne al espacio de trabajo, harán un foro más accesible, fomentando la participación a través de Internet, teniendo en cuenta a los niños y a las personas con movilidad reducida. Van a ocuparse igualmente de los temas que se abordarán, tras las peticiones de la gente.

La comisión de movilización y comunicación invitó a todos los participantes a llevar a cabo una labor de sensibilización en sus propios países, y para ello piden que el Comité local se comunique con ellos a través de la web, para darles las líneas directrices. Están pensando en las mejores opciones para que participe todo el mundo, también los que por lo general están excluidos. Van a trabajar para que en el Foro Social Mundial haya más medios de comunicación, bloggers y para que se incorporen las redes sociales como un nuevo territorio de comunicación. Se están ocupando de buscar igualmente un streaming libre para publicar todas las actividades que se lleven a cabo durante el Foro, para que lleguen al máximo de gente. También propusieron crear un punto de información física en Túnez para dar información a la gente.

La comisión finanzas aseguró terminar de escribir el proyecto del Foro Social Mundial 2013 en los próximos días para enviarlo a posibles cooperantes en materia económica. Calculan que necesitarán más de un millón de euros para hacer un buen Foro.

El comité local organizador aprovechó para comunicar algunas novedades en relación al FSM. La reunión que tuvo lugar la semana pasada entre representantes del Consejo Internacional y miembros del gobierno de la República de Túnez fue positiva, les han brindado apoyo para el Foro, y eso “facilita mucho las cosas”, en palabras de uno de los organizadores. El comité local declaró que va a poner en marcha a partir de septiembre unas caravanas que van a recorrer el país para trabajar con los movimientos regionales e informar sobre qué es el Foro, para que acudan a la cita de marzo para hablar de las problemáticas a las que se enfrentan cada día. Igualmente, están previstos diversos foros temáticos con la misma funcionalidad que las caravanas. Monastir sirvió también al comité local organizador para hacer una llamada a las estructuras internacionales participantes a implicarse con todo lo que comprende la organización y la financiación. El peso del Foro es demasiado grande y necesitan ayuda.

Las migraciones y los movimientos sociales fueron dos de los temas destacados dentro de los seis días de debates

La asamblea preparatoria del Foro Social Mundial estuvo presente en las redes sociales con el objetivo de llegar a más gente. Todos las actividades se reprodujeron en streaming, y algunos de los asistentes utilizaron twitter como medio para contar lo que estaba pasando (#mfsm). Se prevé que para el Foro de 2013 se multiplique la comunicación a través de Internet, una oportunidad de hacer partícipe a más gente.

Por su parte, la prensa tunecina también se hizo eco de esta asamblea preparatoria, sobre todo cubriendo la conferencia de prensa que tuvo lugar el día antes del comienzo. El diario ‘Le temps’ abría su página dos el 11 de julio con el gran titular ‘Túnez, un Túnez mejor, pasarela universal en dirección a la democracia’, afirmando que el país “se transformará el año que viene en un espacio de debate para reforzar los derechos económicos, sociales, culturales y medioambientales a escala internacional (…) gracias al FSM de Túnez 2013″. También otros periódicos, como ‘La Presse’ y ‘Le Quotidien’ contenían artículos sobre los talleres que hubo sobre la cuestión migratoria y la deuda.

Cuando acabó la Asamblea preparatoria del Foro Social Mundial, tras casi una semana de debates y encuentros, se podía notar que había algo en lo que coincidían todos los participantes: para todos es esencial que participen en el Foro los actores de las luchas en el mundo, y no las élites.

Artículo original en Bottup: Preparando el Foro Social Mundial de 2013 en Túnez


DESDE TÚNEZ PARA BOTTUP / Entrevista a los refugiados libios en el campo de Dehira, en la frontera entre Libia y Túnez

“Si la OTAN no hace nada con Gaddafi, nosotras, las mujeres de Libia, lo haremos”

Periodista ciudadano autor: Omar Havana Editado por: Redacción Bottup

Este artículo forma parte de una serie. Al final del mismo puedes ver los enlaces a las partes anteriores

Los refugiados libios relatan la situación que se vive en muchas ciudades libias. Según cuentan, en el área desde Wazin hasta Naulut Zintan, Yadu, Jeffre, Kikla, etc. las ciudades se encuentran liberadas, pero rodeadas por las fuerzas de Gaddafi, que las bombardea todos los días.

En este campo de Dehiba, dirigido por los Emiratos Árabes Unidos, piden la intervención de Naciones Unidas inmediatamente. Denuncian que en la ciudad de Ghezaia, a 5 km, se está usando a mujeres, hombres y niños como escudos humanos.

Entre los refugiados las mujeres también expresan su rechazo a Gaddafi y su incredulidad ante la realidad de soldados libios matando al pueblo libio.

_________________________________________________________

Artículos anteriores relacionados:
“A la comunidad internacional le pido ayuda absoluta”
Refugiados: la huida de un pueblo
Contrastes a corta distancia
Esos locos fanáticos
Remada, el oasis olvidado de una guerra
Tataouine, la ciudad de la esperanza

_________________________________________________________

Artículo original en Bottup: “Si la OTAN no hace nada con Gaddafi, nosotras, las mujeres de Libia, lo haremos”


DESDE TÚNEZ PARA BOTTUP / Entrevista con un enfermero de la Cruz Roja tunecina del campo de refugiados de Remada

Piden ayuda para atender la emergencia humanitaria de los desplazados libaneses

Periodista ciudadano autor: Omar Havana Editado por: Redacción Bottup

Este artículo forma parte de una serie. Al final del mismo encontrarás los enlaces a las partes anteriores

Túnez. Este vídeo, grabado en los dos últimos días, muestra una entrevista con uno de los auxiliares médicos del campamento de refugiados Remada, en la frontera entre Túnez y Libia. La situación es catastrófica en este campamento, responsabilidad de ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados.

No hay especialistas, ni médicos generalistas y enfermeros suficientes, carecen de vehículos y de material sanitario. La gran mayoría de enfermos han de ser derivados, muchos, al hospital de Tataouine. Según este enfermero, pueden aguantar así 15 o 20 días más, después la situación puede empezar a considerarse dramática debido a las altas temperaturas y a las deficiencias del sistema de saneamiento.

Todas las fotos y el vídeo son de Omar Havana y Amaia López de Munain.

__________________________________________________________

Artículos anteriores relacionados:

Refugiados: la huida de un pueblo

Contrastes a corta distancia

Esos locos fanáticos

Remada, el oasis olvidado de una guerra

Tataouine, la ciudad de la esperanza

__________________________________________________________

Artículo original en Bottup: “A la comunidad internacional le pido ayuda absoluta”


DESDE TÚNEZ PARA BOTTUP / La ciudad da cobijo a unos 3.000 refugiados libios

El pueblo tunecino se vuelca con ellos ofreciéndo incluso sus casas. Otras ciudades más alejadas también quieren abrir sus puertas a los libios

Periodista ciudadano autor: Omar Havana Editado por: Redacción Bottup

Este artículo forma parte de una serie. Al final del mismo encontrarás los enlaces a las partes anteriores


'Los Ojos' de la Esperanza / Foto: Omar Havana

'Los Ojos' de la Esperanza / Foto: Omar Havana

Túnez. En medio del desierto tunecino existe un lugar lleno de esperanza, una ciudad que hace años sirvió a George Lucas como escenario para su guerra de las galaxias, y que en la actualidad se parece más a ese poblado en medio de la nada donde esos pacíficos Ewoks se defendían de las tropas imperiales con armas del pasado. Su nombre: Tataouine.

‘Los ojos’, significado bereber para el nombre de este oasis escondido, es un reducto de solidaridad en medio de tanta destrucción e interés. Sus calles son un manjar de vida para esas personas que tuvieron que dejar todo atrás en el momento de emprender la huida. Cientos de seres humanos procedentes de las montañas libias de Nefusa llegan todos los días en busca de una protección que otros, supuestamente más organizados, deberían proveer. Las casas abren sus puertas a todos aquellos que necesitan un lugar donde descansar sus heridas mentales, el hospital cuida a esos otros que exponen en sus cuerpos los horrores de la guerra. Y en medio de tanta solidaridad, un antiguo ‘polideportivo’ se ha convertido en el hogar donde la humanidad reside sin discriminar.

Cientos de personas llegan de las montañas libias de Nefusa todos los días en busca de protección. Las casas, el hospital y el polideportivo están a disposición de los refugiados

Es difícil imaginar qué hubiera pasado si estos horribles sucesos que acontecen en Libia hubieran sucedido tan solo hace unos meses. Días donde el odio instaurado por esos grandes amigos que dirigían estos dos países hermanos con mano de hierro, hacían que esos ‘ojos bereberes’ estuvieran ciegos de ira e ignorancia. Hoy, sin embargo, el pueblo tunecino está dando una lección al mundo entero, una clase donde la dignidad de todo ser humano es la materia a estudiar. Como muchos libios reconocen, Túnez y sus ciudadanos están ayudando más allá de lo humanamente posible a que miles de vidas sigan viviendo, “sino fuera por ellos ninguno de nosotros hubiera podido salir de una Libia en guerra”, nos comenta un refugiado libio.

Las antiguas canchas de baloncesto hoy son los escenarios donde los más pequeños vuelven a sonreír. La antigua recepción, el lugar elegido para pedir a ese Dios que vuelva a llenar de vida
su añorado país. En

Las heridas de una huida / Foto: Omar Havana

Las heridas de una huida / Foto: Omar Havana

medio de tanta humanidad, uno se siente alejado de esa destrucción que en este lugar solo es recordada por las heridas que sus coches muestran sin temor. “Nadie es rechazado, albergamos a casi 200 personas y sabemos que este espacio es limitado, pero damos cobijo a todos aquellos que llegan de cualquier parte de Libia, algunos han ‘viajado’ durante más de cuatro días esquivando ataques de mortero, llegan exhaustos y mentalmente destrozados“, nos cuenta un padre de familia. “Siempre intentamos buscar casas para todos aquellos que no podemos alojar, la población tunecina ha abierto las puertas de sus hogares para todos nosotros, ellos nos están enseñando el significado de la palabra hermandad”, afirma el coordinador de este centro.

“Tataouine no puede albergar a más refugiados. En los últimos días hemos recibido llamadas de ciudades más alejadas, donde los ciudadanos quieren también abrir sus casas”

Visitar este lugar es volver a creer que un mundo mejor es posible, un universo sin siglas creadas supuestamente para proteger a los refugiados, un planeta donde todas las personas se den cuenta de que existe una gran familia a la que todos pertenecemos, la familia humana. “Muchos de nuestros hermanos libios residentes en países como Canadá o Reino Unido nos están ayudando desde el principio. Desde allí no cesan en buscar lugares donde estemos a salvo de ese horror que nuestra Libia está viviendo en estos momentos. En un principio pensaron en habilitar el estadio de Tataouine como campo de acogida improvisado, pero al final pensamos que este lugar era el idóneo para esas personas que huyen de sus hogares. Incluso aunque sabemos que la administración tunecina se negó a aceptarnos en este centro deportivo, al final la palabra del pueblo de Túnez se impuso, y este sitio se abrió a las familias libias. Así nació este lugar”, nos afirma una de las personas libias que voluntariamente ponen todo su empeño en hacer olvidar las heridas de la huida. “Aquí no hay organizaciones, aquí hay seres humanos, libios y tunecinos, que piensan que Gaddafi es una amenaza no solo para Libia sino también para Túnez. Los ciudadanos no solo nos ayudan como pueden, sino que empezamos a percibir que incluso intentan lo imposible por nosotros”.

Tan solo horas después de visitar el horror de ese otro ‘oasis’ controlado por esa organización mundial supuestamente ‘unida’ y organizada, reconforta ver lo que la unión de unos corazones humanos puede alcanzar. Tan solo 74 kilómetros separan ese campamento donde la comida escasea, el agua es un bien de lujo y la sanidad brilla por su ausencia de este otro donde seres humanos unidos no carecen de alimento, de agua, de sonrisas y donde la única pega es que los hombres tengan que recorrer unos metros para acceder a los baños locales donde poder asearse. “No obstante, la ciudad de Tataouine no puede albergar a más refugiados, y en los últimos días hemos recibido llamadas de ciudades más alejadas como Medenine o Djerba, donde los ciudadanos quieren también abrir sus casas para seguir acogiendo a los miles de libios que diariamente cruzan la frontera en busca de protección”, nos confiesa el coordinador.

Ese otro campo lleno de siglas, organizado y supuestamente unido / Foto: Omar Havana

Ese otro campo lleno de siglas, organizado y supuestamente unido / Foto: Omar Havana

“Para ser honestos, creo que aquí ha sucedido un milagro, porque si pensamos con nuestras cabezas no podemos encontrar una solución a este problema. Esta es la prueba de que cuando las personas ponen sus corazones en algo, entonces los milagros suceden, no son las organizaciones, no son los Gobiernos, son solo los seres humanos. Mientras las Naciones Unidas siguen haciéndose preguntas, y más preguntas, yo sigo repitiendo que las acciones suenan más fuerte que las palabras, y con preguntas no se resuelven los problemas, ahora la solución empieza por ayudar a esas familias tunecinas que nos están ayudando. Estas personas han absorbido el problema libio, entonces por qué seguir sentados en mesas firmando papeles y no ayudar a estas familias que nos están dando todo para que puedan continuar haciéndolo. Túnez acaba de salir de su propia pesadilla, todavía están en construcción y quizás puedan volver a caer, y ahora encima tiene nuestro problema como un ‘extra’, y ¿dónde está la Comunidad Internacional ahora?“, confiesa uno de los responsables de este milagro. “Pido a las Naciones Unidas que primero ayuden a Túnez a alcanzar esa soñada democracia, y que salgan de sus despachos y vengan aquí a ver cuál es la situación, este es mi mensaje”,
concluye.

Un milagro hecho por los seres humanos / Foto: Omar Havana

Un milagro hecho por los seres humanos / Foto: Omar Havana

Un mensaje que debería ser escuchados por esas personas que diariamente desayunan en el mejor hotel de la ciudad, lecciones que deberían ser aprendidas por todos aquellos hombres y mujeres que discriminan a los demás por proceder de lugares esclavizados por el terrorismo o la pobreza, palabras que deberían resonar en todos los corazones, ya sean árabes, españoles, vascos, catalanes, americanos, chinos o de otros lugares.

Tataouine sí es esa ciudad de las galaxias, ese lugar donde lo imposible se ha realizado: hermanar a dos pueblos que hasta hace unos meses se odiaban, unir a todos en una causa común llamada dignidad del ser humano. ‘Los ojos’ han mirado en la dirección correcta, esa donde los seres humanos viven en armonía, esa donde los abrazos son la única agresión, esa donde el sueño de un mundo más justo para todos es posible, esa donde las sonrisas quieren decir Esperanza.

El hogar donde la humanidad reside sin discriminar / Foto: Omar Havana

El hogar donde la humanidad reside sin discriminar / Foto: Omar Havana

_________________________________________________________

Artículos anteriores relacionados:

“El mundo entero necesita petróleo, pero no nos necesitan a nosotros”

Remada, el oasis olvidado de una guerra

_________________________________________________________

Artículo original en Bottup: Tataouine, la ciudad de la esperanza


El país árabe vive estos días la revolución de un pueblo que dice basta a la opresión del régimen dictatorial de Ben Alí. Narramos lo acontecido.

Periodista ciudadana autora: Esther Hermosel Editado por: Redacción Bottup

Diecisiete de diciembre, fecha emblemática para el pueblo de Túnez. La desesperación de Mohamed Bouazizi y la fuerza del pueblo tunecino han puesto en jaque al presidente Ben Alí. Narramos de manera cronológica lo acontecido durante el último mes en el pueblo norteafricano, mes que puede marcar la diferencia entre la perpetuación de la represión o la obtención definitiva de libertades.

Cronología de las revueltas

El 17 de diciembre un joven universitario y desempleado no aguanta más las represiones administrativas a las que se ve sometido y se quema vivo en Sidi Bou Zaid

17 de diciembre de 2010. la policía tunecina requisa el carro de hortalizas que Mohamed Bouazizi emplea para ganarse la vida. Delito: no tener licencia. El joven, con estudios superiores y en desempleo, no aguanta más las represiones administrativas a las que se ven sometidos cientos de jóvenes preparados como él. Se quema vivo en Sidi Bou Zaid. Nadie en esos momentos fue consciente de los hechos que se desencadenarían, ni de la fuerza del pueblo tunecino.

18 de diciembre. Inicio de las revueltas. Las manifestaciones se extienden a El Guep, Meknassi y Bouzayane, en la región de Sidi Bou Zaid.

24 de diciembre. Ataque a un cuartel de la guardia nacional tunecina en el pueblo de Bouzayane. Los disturbios provocan la muerte de dos militares.

25 de diciembre. Houcine Neji, de 24 años, muere electrocutado en un poste eléctrico. Su proclama: fin de la miseria y desempleo del pueblo tunecino. Frente al ayuntamiento miles de personas son espectadores del suicidio. Las tensiones se incrementan y radicalizan.

28 de diciembre. La gravedad y cariz de los acontecimientos obligan al presidente Zine El Abidine Ben Alí, a la visita del joven quemado a lo bonzo.

29 de diciembre. Ben Alí destituye a parte del Gobierno como respuesta a las manifestaciones ciudadanas. La noticia no penetra en el pueblo tunecino. El cansancio y los años de promesas han fortalecido a un pueblo que no aguanta más.

Inicio de 2011: más represión y protestas del pueblo

4 de enero de 2011. Las graves quemaduras de Mohamed Bouazizi ponen fin a su vida. El gobierno censura

Las manifestaciones y revueltas se extienden, provocando la muerte de dos policías. Otro joven se suicida frente al Ayuntamiento

los medios de comunicación. Correos electrónicos y redes sociales son bloqueados. La censura y opresión del todavía gobernante Ben Alí se hacen patentes.

06 de enero. Amnistía Internacional condena la represión de las autoridades tunecinas ante las manifestaciones y protestas populares.

Algunas de las manifestaciones de la organización:

“Los tunecinos deben tener permiso para expresar sus quejas y protestar con libertad. Las autoridades hicieron promesas vacías de oportunidades de trabajo y a eso le siguió una ofensiva contra los manifestantes”.

“Las autoridades tunecinas tienen la responsabilidad de mantener el orden público, pero esto no debería ser excusa para atacar a la gente simplemente porque está ejerciendo sus derechos a la libertad de expresión y de asamblea”.

Segundo suicidio ante la represión en Túnez

07 de enero. Ayub Alhammi se quema a lo bonzo en un instituto tunecino. El joven de 17 años fue expulsado del instituto Al Wafa al intentar organizar el apoyo a las revueltas de Sidi Bouzid. 50.000 profesores guardan 20 minutos como duelo a los jóvenes fallecidos y en apoyo a la población de Sidi Bouzid. Estado de sitio en Siliana, Tela, Redeyef, Um Laraies y Kebili desde principios de la semana.

08 de enero. Disturbio en Kasserin (frontera con Argelia), Thela y Regeb. Muertos contabilizados por el gobierno: diecisiete. Muertos contabilizados por la oposición: 35.

10 de enero. Declaraciones de la Unión Europea. Se pide a las autoridades tunecinas mesura en el empleo de la fuerza así como el levantamiento de la censura a la actualidad informativa, mediante la liberación de los

El gobierno censura los medios de comunicación. Correos electrónicos y redes sociales son bloqueados. Tras el toque de queda los muertos son entre 17 y 35

periodistas detenidos. La ONU se pronuncia solicitando respeto a la liberta de expresión. El gobierno de Túnez a la desesperada promete 300.000 nuevos empleos. El pueblo ya no cree promesa alguna.

Se instala el toque de queda, recrudecimiento de las protestas

11 de enero. Balance de víctimas de los sindicatos: 50. Balance gubernamental: 18 muertos. Toque de queda en Gafsa, Kaserín y Telab, que tendrá una duración de 20 horas.

12 de enero. Se desaconseja el viaje a Túnez por parte del Gobierno español. Recrudecimiento de los enfrentamientos en le Kram y Goulette. Cada vez el Palacio de Presidencia se encuentra más cerca. Rafik Belhaj Kacemm, ministro de Interior, es destituido.

13 de enero. La policía carga contra profesores y estudiantes en una manifestación en Habib Burguiba. Muere a tiros uno de los asistentes. La oposición denuncia más de 60 muertos. Ataque a tres comisarías de policía en la ciudad de Gafsa, incendio de un supermercado y asalto a una oficina de correos. Ben Alí destituye a su portavoz y principal consejero Bdelaziz Ben Dhia, y promete profundas reformas. Más promesas.

Exilio de Ben Alí en Arabia Saudí y decreto del estado de excepción

14 de enero. Proclama del pueblo: “O te vas, o nos matas”. El presidente destituye al gobierno en pleno y anuncia elecciones anticipadas para dentro de seis meses. Ben Alí huye del país, se refugia en Arabia Saudí tras 23 años de poder despótico sobre el pueblo tunecino. Mohamed Ghanuchi asume la presidencia. Se decreta el estado de excepción.

Refugiado el presidente en Arabia Saudí e impuesto el estado de excepción, el pueblo tunecino exige que Ben

Ben Ali sale del país con su esposa y se refugia en Arabia Saudí. Ghanuchi asume la presidencia y promete elecciones

Alí y su esposa, Leila Trabelsi, denominada de manera despectiva como ‘la peluquera’, se sienten en el banquillo y se enfrenten a los delitos por expolio nacional. Los cables diplomáticos filtrados por la mediática WikiLeaks darían constancia de ello.

La pulcritud en el historial de Ghanuchi refrena de momento las fuerzas populares. La palabra democracia no tuvo cabida en las palabras del provisional dirigente, no obstante, Túnez alberga la esperanza de que los tan prometidos cambios lleguen. En cualquiera de los casos, Túnez ha tomado consciencia de su fuerza, y ha demostrado al panorama internacional lo que un pueblo es capaz y puede llegar a conseguir cuando toda promesa ha sido incumplida.

Artículo original en Bottup: El pueblo te Túnez pone fin a la dictadura de Ben Alí